También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Testigos de la fe y ciudadanos ejemplares

El próximo 13 de octubre, en la ciudad de Tarragona, la Iglesia celebrará la beatificación de alrededor de quinientos mártires de la persecución religiosa de los años treinta del pasado siglo XX. Frente al miedo, la comodidad y el propio instinto natural a conservar la vida, los mártires aceptan la prueba suprema del amor a Dios. La Iglesia en España cuenta en su historia con un millar de mártires del siglo XX beatificados, once de los cuales han sido ya proclamados santos. A ellos se sumarán otros 500, entre los que hay obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, seminaristas y laicos. Su testimonio, firmeza y valentía son un ejemplo de muerte cristiana, pero también de vida cristiana. No dudaron en contradecir al poder cuando éste se oponía a Dios, no se dejaron coaccionar y perdonaron cuando fueron injustamente detenidos, torturados y asesinados.Esta actitud no solo enriquece la historia de la Iglesia en España, sino también la historia del pueblo español. Los mártires españoles eran ciudadanos de pleno derecho, que pese a ser violentamente expulsados de la vida civil, jamás renegaron de aquellos hermanos que les llevaron a la muerte.En sociedades como la francesa o la mexicana, en las que la persecución arreció con crudeza, los mártires han sido reconocidos como ciudadanos ejemplares. Su testimonio no es político, ni simplemente moral, sino esencialmente religioso. Reconocerlo como un bien dignifica a los pueblos, ayuda a cerrar heridas y contribuye a la reconciliación.

Lo más visto