También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

La tentación de justificar el crimen

El asesinato de la Presidenta de la Diputación de León, Isabel Carrasco, no tiene justificación ni disculpa posible. Todos los partidos políticos de bien han reaccionado como cabía esperar. Ahora es el momento de estar unidos en el dolor y de condenar sin fisuras la barbarie, venga de donde venga.Con todas las cautelas, parece que se trata de una venganza ligada a una decisión laboral en el ámbito de la Diputación de León. Hay quien ha conectado este crimen atroz con la situación de crisis económica que venimos atravesando, lo cual es algo más que un profundo error. El carácter misterioso que siempre tiene la expresión del mal nos induce a veces a buscar “explicaciones” que no son tales.Caso aparte son los numerosos comentarios de la más baja estofa, que con el cadáver de Isabel Carrasco aún caliente, se extendieron ayer por las redes sociales. La bazofia exhibida permite calibrar hasta qué punto ciertas ideologías llevan a la inhumanidad. En la red, un mundo apasionante que se nos abre más y más cada día, sale a flote también la suciedad de nuestras cloacas personales y sociales. No es un mundo virtual; es real como la vida misma, y por eso las autoridades deben tomar medidas para que delitos tan repugnantes como la exaltación del crimen no campen a sus anchas por la red de redes.