También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | CONGRESO INTERNACIONAL DE TAUROMAQUIA

La Tauromaquia y su vertiente cultural

En la mañana de este sábado, dentro del Teatro Circo de Albacete, tuvo lugar la primera mitad de las mesas redondas con motivo del evento para reivindicar la Tauromaquia como Patrimonio Cultural.
La relación entre Tauromaquia y Cultura ha sido abordada en...
La relación entre Tauromaquia y Cultura ha sido abordada en Albacete. EFE

En la primera mesa redonda donde se disertó sobre la vertiente cultural de la Tauromaquia, moderó el periodista Miguel Ángel Moncholi quien administró tiempos e intervenciones de una forma idónea, lo que contribuyó a un debate ágil, ameno e interesante. En primer lugar, Javier López-Galiacho, profesor universitario, en una intervención plagada de pasión y orgullo taurino, habló sobre que el sector estaba perdiendo el partido de los medios de comunicación pese a que e torero es el último héroe romántico que queda en este sociedad. Además, incidió que la Fiesta está en crisis de emoción y que la única forma de devolverla era con un toro en puntas y con un hombre enfrente que se juegue la vida de verdad.A continuación, Muriel Feiner, escritora y aficionado estadounidense, explicó que los aficionados en el extranjero eran legión y que no era necesario hablar español para ir a la plaza porque el lenguaje de los Toros es universal.Posteriormente, el periodista Pedro Javier Cáceres incidió que no debían obviarse las voces críticas porque todo el mundo sumaba en la Fiesta, haciendo un inciso acerca de que la Fiesta estaba sufriendo prohibiciones a niveles generales, específicos y puntuales, citando los ejemplos de Illumbe y Cataluña, enlazando el tema catalán para reivindicar que el ministro Wert debería instar al Tribunal Constitucional para que se pronunciase de forma inminente y que se había perdido una oportunidad de oro al no televisarse el festejo benéfico de la tarde. Abrochó su intervención preguntándose las razones por las que no se había contado con los aficionados y el porqué de la ausencia de los empresarios. Por último, Andrés Amorós, catedrático universitario, se presentó diciendo que era ante todo aficionado y que era imposible imaginarse un San Fermín, un San Isidro, y un Bilbao sin toros. Por último, recordó todos los artistas que han defendido fervientemente el Toreo.En la segunda mesa redonda relativa al la creación artística relacionada con el Toreo, el periodista Manuel Molés llevó la batuta dando paso a los matadores de toros intervinientes. Inició el debate el comunicador dando paso a los matadores Dámaso González, Cristina Sánchez, Palomo Linares, Víctor Mendes, y “El Niño de la Capea”. El matador de toros local, Dámaso, se mostró emocionado al recordar sus inicios, donde primaba la ilusión por ser torero y todo lo demás era secundario. Cristina Sánchez aseguró que el Toreo es una pasión, una lección de vida, y eso sólo lo pueden hacer los toreros., enfatizando que los fracasos le habían dando más lecciones de vida que los triunfos. Por su parte, Palomo Linares reclamó la unidad del sector y lamentó que no hubiese más profesionales presentes en el Congreso.  Víctor Mendes aseguró que en la Fiesta el emisor de un sentimiento es el toro, que hace que el receptor, el público, sea más o menos entendido, disfrute. La Tauromaquia, la vivencia del toro, se ha proyectado como una referencia y fuente de inspiración para otras artes. Por último, se comentó que se echaba en falta una mesa redonda de aficionados.En la tercera mesa redonda, el periodista Federico Arnás dirigió la conferencia sobre la incidencia de la Tauromaquia en la sociedad del siglo XXI. Arnás incidió en el apoyo popular de la Fiesta frente a las tendencias antitaurinas actuales.  David Jaramillo, que sustituía a Zabala de la Serna, expresó la complicada y difícil situación de la Fiesta en Colombia, afirmando que ser taurino en su país es causa de desprecio, asegurando que estaba mejor visto ser guerrillero o paramilitar que aficionado a la Tauromaquia. André Viard, presidente del Observatorio Nacional de las culturas taurinas de Francia, incidió que en Francia se escucha al aficionado, que es el potencial cliente, y que se ha blindado el Toreo en Francia, recordando que una Ley que proteja la Tauromaquia se puede desbaratar con otra Ley, pero que una declaración de Patrimonio Cultural Inmaterial está protegido por la Constitución y los Tratados Internacional por lo que no se puede romper. A continuación, Antonio Petit, director de “Taurología”, remitió al documento que se halla en las actas del Congreso, elaborado por Andrés Amorós, como manual práctico para defender la Tauromaquia y que ésta tiene que vivir de la sociedad de la información. Hélder Milheiro, experto en Marketing Digital y miembro de PROTOIRO, puso de manifiesto que en dos localidades sí se puede matar al toro en dos localidades donde la tradición así lo permitía pero eso ha ido en detrimento de la suerte de varas. Aseguró que los aficionados estaban representados en PROTOIRO con un modelo de autofinanciación, donde cada profesional cotiza una pequeña parte de los festejos en los que participa y así se puede financiar. Además, incidió en que los toros eran promocionados por la televisión pública estatal, llegando incluso a haberse convertido en un evento anual plenamente establecido y respetado, como así afirma una encuesta del 2011 donde se reflejaba que sólo el 11% de los portugueses estaban en contra de los Toros frente a un 86% que se mostraba contrario a cualquier prohibición de la Tauromaquia. Finalizando su intervención reivindicando la creación de un lobby internacional de la Fiesta como elemento de presión, promoción y difusión. Por último, Heriberto Murrieta, periodista mexicano hizo un repaso de la situación actual del Toreo en su país y que la plaza de Insurgentes no pasaba por su mejor momento, aunque mostraba referencias de lo que pensaba la población mexicana sobre la Tauromaquia.

Lo más visto