También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial del Lunes 12 de enero de 2015

La tarea que tenemos por delante

En la festividad del Bautismo del Señor, con la que concluye el tiempo de Navidad, el Papa Francisco bautizó ayer domingo a 33 niños en la Capilla Sixtina. Con un sencillo mensaje, el Papa nos ha dicho que Dios nos cuida y que lo hace como lo hacen un buen papá y una buena mamá. Dios se preocupa de sus hijos como un padre, nos da alimento sustancioso, que no es otro que su Palabra.Es el mejor regalo y alimento posible.  En un tiempo complejo, en el que la concepción interesada por parte de algunos de la religión como fuente de conflictos, enturbia el necesario debate sobre la sana laicidad, el Bautismo nos recuerda que por él somos incorporados al cuerpo de la Iglesia y que desde ese momento tenemos una gran y decisiva tarea por delante.Es el momento, como nos ha dicho el Papa, de recordar también nuestro Bautismo, de transmitir la fe de generación en generación, recordando sin complejos que no se puede ser cristiano fuera de la Iglesia y dejándonos interpelar por la misión que nos ha sido confiada. Esa tarea, desafío siempre renovado, es la de proponer, sin imponer, la Buena Noticia a todos; ir a todos los que tengan hambre de Dios y hambre de pan, siendo testigos del Evangelio, sembradores de paz, y ayuda para los más necesitados, como, por ejemplo, y por desgracia, tantos padres y madres que ni siquiera tienen para dar de comer a sus hijos.La Palabra de Dios nos hace crecer, nos hace producir buenos frutos y nos lanza a predicar con el ejemplo, también, y si cabe con más urgencia, en medio de un mundo convulso que a menudo toma el nombre de Dios en vano.

Lo más visto