También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 1ª Feria de Otoño

Tarde de silencios y mansos

Una novillada mansa y deslucida de Fuente Ymbro enterró las esperanzas del festejo inaugural de la Feria de Otoño este jueves en Las Ventas. La única ovación la saludó Gonzalo Caballero en el cuarto.
Natural de Gonzalo Caballero al novillo que abrió la Feria...
Natural de Gonzalo Caballero al novillo que abrió la Feria de Otoño. LAS-VENTAS.COM

Pinchazo de Fuente Ymbro. Sin paliativos. Ricardo Gallardo lidió en Las Ventas este jueves un encierro muy desigual de hechuras y remates que se igualó sin embargo en su nulo nivel de casta. Nada que rascar ni donde agarrarse para salvar un petardo importante. La terna se fue como vino y sin poder confirmar lo apuntado durante la temporada.Tuvo sabor y expresión el inicio de faena de Gonzalo Caballero al basto primero. Tuvo nobleza el toro, pero escasa raza y demasiada sosería para desarrollarla. El madrileño dejó muletazos de templado y profundo trazo, pero un enganchón por aquí, el toro que se lo pensaba por allá y aquello que no terminaba de prender arriba. El de Fuente Ymbro se fue apagando como una vela y aunque Gonzalo quiso y buscó cruzarse para atacar al toro, éste no respondió como esperaba. Y para acabar, una estocada cobrada con habilidad la primer encuentro.Se encajó pronto Gonzalo Caballero con el bruto que completaba su lote. A izquierdas las primeras tandas y susto incluido en forma de voltereta. Cambió de mano el novillero pero no de condición el novillo. Sin clase ni ritmo en sus embestidas, al madrileño sólo le quedó poner fibra y firmeza para acabar ganando la partida al ejemplar de Fuente Ymbro en la distancia corta y tumbarle de una gran estocada.Los segundos se hicieron siglos cuando Borja Jiménez se fue hasta la puerta de chiqueros y el novillo llegó casi a cámara lenta a su jurisdicción. Facultades para salir airoso del trance y ligar después varias verónicas a unas chicuelinas cuando el animal recortó el viaje. El pupilo de Ricardo Gallardo se movió, humilló, pero se olvidó de hacerlo con celo y repetición. A cada pase del sevillano, el novillo salía de najas. Así que hasta la puerta del patio de caballos se fue Borja con el novillo. Ahí, cerrado en tablas, pudo ligar varias tandas con más oficio que reposo. Con la espada no lo vio claro el de Espartinas.Se sacó Jiménez a los medios al cuajado quinto. Faena de capacidad y técnica ante un novillo insípido que se movió, sí, pero nunca con ganas de entregarse en la muleta del novillero sevillano. El final, por manoletinas entre unas tímidas protestas cuando ya la tarde caía por el precipio de la desidia. Se volcó sobre el morillo Borja, que recibió un fuerte topetazo en el momento del embroque. Susto para terminar.Menos ofensivo por delante salió el tercero. También más bajo de cruz. No mejoró el nivel de casta en esa primera mitad del festejo. Lo intentó Francisco José Espada. A derechas, a izquierdas. Pero no hubo opción de ligar. Muy descompuesto cuando le bajó la mano, desarrolló a peor según fue transcurriendo su lidia. La estocada, de rápidos efectos.Hizo albergar alguna esperanza las primeras embestidas del castaño que cerró el festejo. Pero fue un espejismo. Tras un inicio prometedor de Espada, saliéndose con gusto hasta los medios con el novillo, el de Fuente Ymbro echó pronto el telón. Un querer y no poder. Buen concepto pero sin oponente enfrente. Una coz mientras el novillo huía hacia tablas resume bien a las claras la última faena. FICHA DEL FESTEJO Madrid, jueves 2 de octubre de 2014. 1ª de Feria. Dos tercios de plaza. Novillos de Fuente Ymbro, bien presentados aunque de desiguales hechuras y poco ofensivos de cabeza. Conjunto manso, descastado y huidizo en conjunto. Gonzalo Caballero, silencio y saludos. Borja Jiménez, silencio tras aviso y silencio. Francisco José Espada, silencio y silencio.

Lo más visto