También en directo
Ahora en vídeo
Falta la aprobación de la NBA

Steve Ballmer pagará 2.000 millones de dólares por los Clippers

El multimillonario Steve Balmer, exdirectivo de Microsoft, está a punto de hacerse con la franquicia de Los Ángeles Clippers. La NBA obligó al propietario, Donald Sterling, a vender el equipo tras sus comentarios racistas. 
La NBA obligó a Donald Sterling a vender la franquicia...

De 

La venta de Los Ángeles Clippers puede estar cerca de concretarse y hacer historia si se acepta la oferta de 2.000 millones de dólares que ha presentado Steve Ballmer, el exdirectivo de Microsoft, de acuerdo a varios informes periodísticos. La autorización dada por el actual dueño de los Clippers, Donald Sterling, suspendido de por vida de la NBA por sus comentarios racistas, a su esposa Shelly Sterling para que negocie la venta del equipo junto con la NBA, ha sido la clave que puede permitir el cierre de la operación. El acuerdo tendrá que ser aprobado por la NBA y será suficiente, dado que Sterling no tiene ningún capacidad de decisión. Lo que si es seguro es que la oferta de Ballmer superó a las propuestas de los grupos liderados por David Geffen (1.600 millones) y los inversores de Los Ángeles, Tony Ressler y Steve Karsh (1.200 millones), donde está incluido el exjugador de la NBA, Grant Hill. De hecho, Geffen confirmó a ESPN el jueves por la noche que su grupo se ha retirado formalmente de la licitación, aunque la oferta de Ballmer todavía está en curso y no ha sido aún declarada oficialmente la ganadora. El abogado de Donald Sterling, Maxwell Blecher, declaró a varios medios de comunicación que su cliente no ha cerrado aún ninguna venta y tendría que hacerlo antes de que una propuesta pudiera ser aceptada. Además recordó que Donald Sterling se ha comprometido a luchar contra los intentos de la NBA de forzarlo a que tenga que vender el equipo por los comentarios racistas que hizo en una conversación privada con su "amante" y que fue grabada de forma ilegal y sin permiso. Sin embargo, de acuerdo a los resultados de una encuesta de 'E-Poll Market Research' que fue dada a conocer el jueves, Sterling es el hombre más "odiado" en Estados Unidos. La compañía dijo que de la gente que está familiarizada con el dueño de los Clippers, el 92 por ciento dice que no le caía bien. Por otro lado, Shelly Sterling, que tiene un 50 por ciento en la propiedad del equipo, ha forzado a negociar la venta antes de la reunión de la junta de gobernadores de la NBA, prevista para el próximo martes en la que la participación de propiedad de ambos podría ser concluida. Si al final se cierra la operación, el precio de la venta de los Clippers sería el segundo más alto que se ha pagado por un equipo profesional en Estados Unidos después que hace algo más de un año otro grupo inversionista, entre el que se encuentra el exbase de Los Ángeles Lakers, Magic Johnson, pagó 2.100 millones de dólares por los Dodgers de Los Ángeles, de la Liga Nacional del béisbol profesional. La marca previa más alta alcanzada en la NBA por la venta de un equipo fue la de Milwaukee Bucks en abril, por 550 millones de dólares. Los Clippers si se convertirían en el equipo de mayor valor en la historia de la NBA al pasar de 575 millones que tenía al comienzo de temporada de acuerdo a la revista especializada Forbes. Los Knicks de Nueva York con un valor de 1.400 millones de dólares están a la cabeza de los equipos de la NBA, seguidos por los Lakers (1.400), los Bulls de Chicago (1.000) y los Celtics de Boston (875 millones).Ballmer, de 58 años, fue director general de Microsoft entre el 2000 al 2014 y de acuerdo a Forbes posee un capital de 20.000 millones de dólares. El multimillonario estadounidense fue el único inversionista que no buscó de inmediato otros socios en la preparación de una oferta. No es la primera vez que Ballmer ha hecho una oferta por un equipo de la NBA. El año pasado ya formó parte de un grupo que intentó comprar a los Kings de Sacramento con la intención de mover el equipo a Seattle, pero los dueños del restos de los equipos rechazaron la propuesta porque no querían que se cambiase de sede. El propio Ballmer, a principios de este mes, declaró al periódico 'The Wall Street Journal' que en caso de obtener a los Clippers no trataría de mover la franquicia de Los Ángeles, diciendo que sería un "valor destructivo".El multimillonario y Shelly Sterling han hecho públicos sendos comunicados en los que confirman el acuerdo para la compra del equipo por parte del primero.

Lo más visto