También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
#SANISIDRO2015 | LA PRENSA (BENEFICENCIA)

Sin toros, no hubo duelo

Los principales medios de comunicación señalan al deslucido juego del encierro de Victoriano del Río como responsable del poco brillo de la Corrida de Beneficencia.
El Juli y Miguel Ángel Perera, en el momento de...
El Juli y Miguel Ángel Perera, en el momento de iniciarse el paseíllo de la Corrida de Beneficencia. LAS-VENTAS.COM

"Sólo se ovacionó al Himno" (Sixto Naranjo)

"Sin embargo no hubo casi tiempo para la batalla y la división. Ni dentro ni fuera del ruedo. La corrida de Victoriano del Río, la segunda en apenas una semana en Madrid fue un auténtico bluf. Corrida fuerte, cinqueña, con algunos toros pasados de romana y sobre todo, astifina. Corrida mansa en el caballo y difuminada por descastada el último tercio. A don Victoriano este año no le embistieron en Las Ventas ni el equipo A ni el B".

"Romance de la Corrida de Beneficencia" (Andrés Amorós)

"En la Plaza de Las Ventas, un lleno hasta la bandera para ver esta corrida que llaman Beneficencia. En la presidencia está Su Alteza la Infanta Elena, que la Familia Real esta tarde representa pues Don Felipe anda lejos, en la capital francesa. Sólo se escuchan aplausos cuando Doña Elena llega; aquí, Artur Mas no podría sonreír de oreja a oreja, ni prohibir, por odio a España, la más española Fiesta".

"Victoriano del Río agua el combate que no existió" (Zabala de la Serna)

"Como ruido de fondo se sostuvo durante la faena de Juli. Sintió la expectación y la presión. El toro se protestó. La aparatosa cara tapaba el cuerpo menor del cinqueño. Tocaba la gresca sin el hierro de Baltasar Ibán o Partido de Resina. O todos o ninguno. Aquellos ni cara, pero...".

"Una Beneficencia nada extraordinaria" (Patricia Navarro)

"El toro que podría haber cambiado el sino del festejo se llamó «Distante» y le tocó a El Juli para abrir plaza. No sé si en este caso el orden de los factores altera el producto. Tomó el engaño el animal muy por abajo, repetidor con codicia y transmisión. Fue buen toro y a más. El Juli intentó buscarle las vueltas, a pesar de que los ánimos estaban revueltos, como suele ser habitual, y la cosa es que dio buenos muletazos, y sobre todo los interpretó con la muleta arrastrando la arena, con lo difícil que es".

"El petardo más importante del año" (Antonio Lorca)

"A la vista de la aparente indolencia de El Juli y Perera, se podría pensar que, ante un reto de estas características, no hay nada peor que haber alcanzado ya la meta, que tener las ilusiones ya marchitas, que tenerlo todo hecho y que la profesión sea una rutina".

"Un inmenso manto gris" (Paco Aguado)

"Y más aún si la tarde resulta como la de hoy, cubierta por un inmenso manto de grisura, y no sólo por el encapotado cielo que creaba un clima bochornoso, sino también por el descastado juego de una impropia corrida de Victoriano del Río y por la actitud monocorde de los dos espadas que supuestamente iban a dilucidar un mano a mano de máximo nivel".

"Flores que regresarán a casa" (Carlos Ruiz Villasuso)

"Pero una corrida con hechuras al azar, supuestamente elegida por nota, mansa y de matices negativos, mandó lo esperado a la sala desesperar para siempre. En el país de arena hubo cierto contagio hacia la nada de dos grandes toreros que, a ratos, parecieron tragados por la contra protestante".

"Una Beneficencia para el olvido" (Íñigo Crespo)

"Abrió plaza un toro bien hecho, bajo, descarado de pitones y que sacó en el último tercio movilidad y prontitud. Embistió sin embargo con tendencia a rebrincarse, puntear y sin terminar de entregarse. El Juli realizó una faena de mérito, en la que consiguió evitar el punteo del animal a pesar de ser molestado por el viento. Hubo temple y encaje en muletazos sueltos de buena factura por ambos lados, resultando especialmente brillantes algunos naturales".

"La Armada Invencible" (Marco Antonio Hierro)

"Lo propiciaron cuatro toros de Victoriano del Río, uno de Toros de Cortés y uno de añadidura de Montalvo que fue como los palominos que le endosaba Cervantes al Quijote: para que no pareciera la sopa agua. Pero gracia, ninguna. Fueron los elementos que confluyeron en ruina en un festejo preparado para inmortalizar papeles, y contra ellos lucharon Perera y Juli para aliviar la que estaba cayendo".

Lo más visto