También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Presión a Sánchez

Sin investidura, elecciones el día de Navidad

Votante depositando su papeleta en la urna. EFE
Votante depositando su papeleta en la urna. EFE

El inicio de la investidura el próximo 30 de agosto abre una posibilidad inédita, ya que, si ningún candidato obtiene la confianza del Congreso pasados dos meses, las terceras elecciones serían el 25 de diciembre, el día de Navidad, una fecha tan relevante como para redoblar la presión sobre los demás partidos, en especial al PSOE.El artículo 99.2 de la Constitución establece: "Si transcurrido el plazo de dos meses a partir de la primera votación de la investidura, ningún candidato hubiere obtenido la confianza del Congreso, el Rey disolverá ambas Cámaras y convocará nuevas elecciones con el refrendo del presidente del Congreso".Por tanto, si Rajoy, candidato con el encargo del Rey, no obtiene mayoría absoluta en la primera votación (31 de agosto) ni mayoría simple, más síes que noes, en la segunda (48 horas después, el 2 de septiembre), comenzará a contar lo que varios líderes políticos, dirigentes y parlamentarios han llamado "el reloj de la democracia". Un reloj que se para en dos meses.O lo que es lo mismo: si antes del 31 de octubre nadie consigue el respaldo del Congreso para ser presidente, se disuelven las Cortes y se convocan las elecciones.Y como la legislación marca que la fecha de los comicios se pondrá 54 días después de la firma del decreto de disolución del Congreso y del Senado, las cuentas no engañan con el calendario en la mano: el 25 de diciembre, regalos navideños y a votar.Fuentes del PP consultadas no consideran que la elección del 30 de agosto como día del inicio del debate de investidura sea una medida de presión a los demás partidos, especialmente al PSOE, pero reconocen que, si hay una prioridad en estos momentos, ésa es evitar las terceras elecciones en un año.El líder de Ciudadanos ha pedido a los líderes que "estén a la altura", y al Partido Socialista, que demuestre que es "el partido con visión de Estado" que ha demostrado ser porque su historia así lo acredita."Hay quien pretende jugar con la paciencia de los españoles, pero los españoles han tenido ya suficiente paciencia. No hay ningún político más importante que todos los españoles juntos", ha remarcado.Por tanto, para Rivera, es ahora "el tiempo de la negociación" y de "hablar de los problemas de los españoles", porque el arranque de las conversaciones entre PP y Ciudadanos permitirá que, además de las seis condiciones de regeneración y contra la corrupción, se hable además de la sanidad, la educación o la dependencia.