También en directo
Ahora en vídeo
Testigos de la Fe del jueves, 3 de julio de 2014

Santo Tomás, Apóstol

Hoy celebramos la festividad del Apóstol Santo Tomás. De oficio pescador, es uno de los Doce que siguieron al Señor. Cuando marchan a Jerusalén a resucitar a Lázaro que ha muerto, mientras los demás discípulos no quieren ir porque las autoridades buscan a Cristo para matarle, él impulsa a los otros a ir y morir también con él.

De 

Y durante la institución de la Eucaristía en la Última Cena, muestra su desconocimiento del camino por lo que Cristo le tiene que responder que Él es el Camino, la Verdad y la Vida, y que nadie va al Padre si no es por Él. Sin embargo el momento más destacado y conocido es después de la Resurrección. El primer día de la semana, el Señor se aparece a los Apóstoles mostrándoles las manos y el costado, lo que les hace llenarse de alegría y creer en las palabras anteriores a su muerte acerca de que sería crucificado, resucitando al tercer día. Como en ese momento Tomás no está allí, no da crédito a las palabras que le dicen los otros, por lo que desafía a Dios asegurando que sólo creerá si mete la mano en el agujero de los clavos y en su costado. Y precisamente a los ocho días, vuelve el Señor y le invita a tocar como pedía las señales lo que le hace exclamar: ¡Señor Mío y Dios Mío! Predica el Evangelio en La India donde morirá mártir. Iconografía: Se le representa en el momento de tocar con sus manos las llagas del Señor Resucitado. Otros Santos: Eusebio, Heliodoro y Jacinto.

Lo más visto