También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Clase con Juli, Perera y Aguilar

Santander se llena de toreo

Los jardines de Piquío han sido el lugar escogido para una clase magistral para los más jóvenes impartida por los diestros El Juli, Miguel Ángel Perara y Alberto Aguilar.
Alberto Aguilar, El Juli y Miguel Ángel Perera durante la...
Alberto Aguilar, El Juli y Miguel Ángel Perera durante la clase magistran el Santander. S.N.

En un acto cuyo alma mater ha sido el aficionado Tomás Amparán y que ha estado conducido por los periodistas David Casas e Isabel Virumbrales y al que ha asistido el alcalde de Santander, Iñigo de la  Serna, los más pequeños han podido poner en práctica sus conocimientos de toreo con los engaños con tres diestros que han ido guiándolos, El Juli, Miguel Ángel Perera y Alberto Aguilar.Los más pequeños han podido torear de capote, poner banderillas, realizar una faena de muleta y simular la suerte suprema bajo la atenta mirada de una gran cantidad de público que ha abarrotado los jardines emplazados en plena Avenida de la Reina Victoria y con la plaza de El Sardinero al fondo.El Juli reconocía a COPE que actividades así "son vitales, hay jóvenes que no van a los toros por desconocimiento y lo que pretendermos con actos como esta es acercar el mundo del toro a los más pequeños. Luego ya que cada uno eliga si le gusta y quiere ir, pero por lo menos que conozcan la Fiesta. Creo que granito a granito se van cambiando las cosas el toreo se está dando cuenta que haciendo las cosas de diferente manera la gente responde de otra manera. Tenemos que cambiar y evolucionar".Miguel Ángel Perera ha destacado a COPE que "es muy bonito, ver la respuesta de los niños, de sus padres es genial. Hay que sacar el toreo a la calle. Es un paso importante y noto que hay un cierto movimiento en las redes sociales y en los más jóvenes que quieren acercarse a la Fiesta".Por último, Alberto Aguilar ha destacado que "es precioso y emociona ver a los niños con los capotes, con las muletas, ver como nos miran, nos tocan, los nervios que tienen... eso es señal que el toreo es muy grande y que no se va acabar nunca mientras veamos a un niño con la ilusión que tenían los de hoy. Tenemos que abrirnos, que la gente nos conozcan y que luego vayan a las plazas"

Lo más visto