También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Defrauda la corrida de Victoriano del Río

San Fermín sigue sin romper

Una mansa y desfondada corrida de Victoriano del Río echó por tierra el lucimiento del cartel estrella de la Feria del Toro 2013. El Juli y Talavante, que pusieron los argumentos a la tarde, fallaron a espadas.
Desplante de El Juli ante su primer toro de Victoriano...
Desplante de El Juli ante su primer toro de Victoriano del Río en Pamplona. EFE

Pamplona, miércoles 10 de julio de 2013. 6ª de Feria. Lleno. Cinco toros de Victoriano del Río y uno de Toros de Cortés (6º), bien presentados aunque desiguales de hechuras. Conjunto bajo de raza y desfondado. Morante de la Puebla, bronca en ambos. El Juli, silencio en ambos. Alejandro Talavante, saludos y silencio.La Feria del Toro está fallando precisamente por su apelativo, por el toro. Sigue sin romper la feria y sigue sin romper ninguna corrida de toros. Hoy miércoles ha sido turno de la ganadería de Victoriano del Río. Hierro predilecto de las figuras, con un buen bagaje y una regularidad bastante acentuada en los últimos tiempos. Pero esta vez, los toros del ganadero burgalés defraudaron por su escaso fondo de casta y duración. Toros, que en el mejor de los casos aguantaron apenas dos o tres tandas. La terna acabó aburrida y defraudad de poner más que los toros y no ver recompensa.Poca historia la lidia del primer toro. Un animal que no terminó de desplazarse y con el que Morante no tuvo muchos miramientos. Tras un breve conato de planteamiento de faena, el sevillano se fue tras de una espada que no utilizó con soltura. Otro suspiro duró la actuación de Morante en el cuarto, un animal que se movió desacompasado y sin ritmo al se quitó de enmedio sin pensárselo el de La Puebla.El Juli se estiró con gusto y temple a la verónica en su primero para después quitar por chicuelinas y abrocharlas con una vistosa y estética larga cordobesa. Dejó crudo al toro en varas para después intentar trenzar una faena que sólo tuvo dos tandas de interés, las que aguantó el toro antes de echar el freno de mano. En esas dos series, el madrileño intentó hacer romper al toro hacia adelante aunque el pupilo de Victoriano se desentendió rápido de los engaños.Pudo haber tocado pelo El Juli con el quinto, el único toro que de verdad quiso seguir con celo y buena condición la muleta. El Juli hizo todo a favor del toro, consintiéndole mucho, dejándoselo llegar mucho para después embarcar sus embestidas siempre por abajo. Una gran tanda a izquierdas tuvo profundidad y temple a partes iguales. Sin embargo, al toro le faltó fondo para aguantar todo lo que le exigió Julián, que dejó escapar el posible trofeo por fallar después repetidamente con la espada.El tercero tuvo más movilidad que clase en sus embestidas. Alejandro Talavante quiso meter rápido a los tendidos en la faena de muleta con un inicio de faena en los medios con pases por alto y cambiados. Faena más ligera que profunda en la que el extremeño aprovechó esos viajes en la primera mitad de la faena. Hubo más argumentos a izquierdas antes de que el toro acabase rajado y sin ganas de pelea. Pinchó antes de una estocada caída al encuentro. El sexto también fue otro toro que tuvo escasa correa. Pese a la voluntad de Talavante, la faena no rompió en ningún momento, y, vista la deriva de la tarde, Talavante optó por abreviar.

Lo más visto