También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | ÉCIJA (SEVILLA)

Salvador Cortés brilló al natural

Salvador Cortés ha saldado este sábado su encerrona en solitario en la plaza de toros de Écija con seis orejas y abriendo la puerta grande del coso sevillano, que recuperaba este tradicional festejo.

Generoso e incisivo en el transcurso de toda la tarde, Salvador Cortés, desarrolló  un toreo con el que en determinados momentos convenció. El sevillano toreó sin esfuerzo siete toros y a cada uno de ellos lo entendió y le hizo su lidia. Técnico en ocasiones y muy seguro mostró su innegable valor y, sobre todo, su mano izquierda. Brilló al natural con el toro de Victorino Martín y desplegó todo su saber  en faenas reivindicables, técnicas a veces, muy hilvanadas otras, e incluso con perfección inusual. El caso es que Salvador gustó. Y que la lidia fue un continuo encuentro con su verdad.Al noble toro de Parladé, de notable nobleza aunque con las fuerzas justas, le construyó una faena correcta con ambos manos destacando una serie diestra hilvanada y bien rematada. La falta de transmisión de toro la sustituyó con un toreo de cercanías en el epílogo de la lidia para finiquitar de estocada. Oreja. Mansedumbre y escasa calidad en sus embestidas tuvo el toro de Partido de Resina. El sevillano lo recibió en el tercio con una larga cambiada. Y poco más. Vanos intentos con ambas manos sin conseguir el lucimiento deseado. Tras estocada desprendida escuchó leves palmas. Faena correctísima y de considerable nivel fue la realizada a buen toro de Luis Albarrán. Anovillado y justo de fuerza mostró una notable calidad en sus embestidas. Salvador lo recibió a portagayola, lo toreó despacio con el capote y lo banderilleó con soltura, ofreciendo después un toreo claro, valiente, templado, ligado y perfectamente rematado con notables pases de pecho. Estocada casi entera y descabello. Dos orejas. Salvador Cortés encontró en la lenta embestida del toro de Victorino Martín terreno propicio para forjar una faena de mano izquierda, densa, concisa y muy templada, con esa sugerente mezcla de firmeza y ambición. El resultado se avala por la calidad del natural. Lo mejor de toda la tarde pese a la falta de ligazón propiciada por el cansino embestir del victorino. Estocada y oreja. De nuevo se arrodilló delante de la puerta de chiqueros para recibir al toro de Javier Molina. Un bonito jabonero, descastado y sin fuerza, que requirió técnica precisa en la lidia. La faena fue de esas que ilustran el saber de un torero que quiere, a toda costa, revalorizarse en su justa medida. Estocada precedida de pinchazo. Oreja.Noble y soso resultó el toro de Los Recitales al que exprimió el sevillano de manera precisa y contundente aunque sin conseguir el deseado lucimiento. Pinchazo, estocada y oreja. También de Los Recitales fue el sobrero lidiado en séptimo lugar. Complicado y si clase poco pudo hacer, Salvador,  más que mandarlo al desolladero con la contundencia y la seguridad con la que finiquitó a cada uno de sus toros, saliendo airoso de una tarde en la que apostó y ganó.  FICHA DEL FESTEJO Écija (Sevilla), sábado 28 de febrero, Día de Andalucía. Media entrada. Toros por orden de lidia.  Parladé, noble y con clase; Partido de Resina, manso y de escasa calidad; Luis Albarrán, con la fuerzas justas y calidad en sus embestidas; Victorino Martín, de cansinas  embestidas; Javier Molina, noble y soso; Los Recitales, sin casta; Los Recitales, sin clase. Todos correctos de presentación.   Salvador Cortés, de rosa y bordados en oro: Oreja, palmas, dos orejas, oreja, oreja, oreja y ovación.

Lo más visto