También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Debate electoral

Sáenz de Santamaría: Debe gobernar la lista más votada, no "un tripartito de perdedores"

La vicepresidenta del Gobierno ha advertido durante el debate de la posibilidad de un pacto que "nunca ha funcionado" en España.
Imágenes previas al debate electoral - (Fuente: PP)
Imágenes previas al debate electoral - (Fuente: PP)

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha defendido hoy que tras las elecciones generales del 20 de diciembre, gobierne la lista más votada ante la posibilidad de que PSOE, Ciudadanos y Podemos acuerden "un tripartito de perdedores" para desbancar al PP. Sáenz de Santamaría ha alertado de la posibilidad de que se entable este pacto durante el debate electoral organizado por Atresmedia con la participación de los candidatos del PSOE, Pedro Sánchez, de Podemos, Pablo Iglesias, y de Ciudadanos, Albert Rivera. "Les oigo hablar de bipartidismo. Ojo, no sea que la sustitución del bipartidismo sea un tripartito de perdedores. Nunca ha funcionado bien en ningún lugar de España", ha advertido la vicepresidenta a Podemos y Ciudadanos. Para Sáenz de Santamaría, el que gobierne la lista más votada "es la manera fundamental de respetar la voluntad de los ciudadanos". De lo contrario, lo ha comparado con un equipo que "gana la liga de fútbol y suman puntos el segundo, el tercero y el cuarto para que aun siendo los perdedores, se queden con el título". "Colando el discurso del miedo, podemos esquivar el tema de la corrupción", le ha reprochado Rivera al recordar a la vicepresidenta que la cuestión de debate en ese momento era la corrupción. Rivera ha defendido la reforma de la ley electoral para que haya listas abiertas y circunscripciones por distrito, en vez de provincias, para que los ciudadanos puedan "premiar o castigar" a los diputados que más trabajan. También ha propuesto sustituir el Senado por una cámara legislativa formada por los 17 presidentes autonómicos, que Sáenz de Santamaría ha rechazado con el argumento de que en ella el presidente catalán, Artur Mas, representaría a todos los catalanes. "No nos representaría a todos, sería un voto ponderado, como en Austria y Alemania", le ha replicado Rivera. El líder de Ciudadanos ha reclamado a PP y PSOE, "los viejos partidos" que apoyen una revisión de la ley electoral. "Hablar es muy fácil, gobernar es muy difícil" Durante el primer bloque del debate, Sáenz de Santamaría ha recordado a sus contrincantes las dificultades que afrontó el Ejecutivo al inicio de su mandato cuando evitó el rescate financiero de España y les ha recalcado que "gobernar es muy difícil, hablar es fácil".En esa primera parte sobre economía y fiscalidad, la vicepresidenta ha dicho al resto de candidatos que le hubiera gustado oirles hace cuatro años, cuando el país "estaba al borde de un rescate" que habría supuesto un recorte de un 20 por ciento en las pensiones y obligado a "adoptar medidas durísimas". El único candidato que ha respondido a esa afirmación de la vicepresidenta ha sido Pablo Iglesias quien ha asegurado que, hace cuatro años, él estaba trabajando con un contrato de interinidad por el que cobraba 930 euros al mes. Si los que han gobernado, ha señalado Iglesias, conocieran de verdad cómo son los contratos, estar en el paro o recibir una pensión pública, "a lo mejor nos hubiera ido mejor". El primer bloque del debate se ha centrado asimismo en las críticas de PSOE y Podemos al contrato único que propone Ciudadanos para acabar con la precariedad laboral y crear más puestos de trabajo. Iglesias ha asegurado que, en la práctica, esa propuesta de Ciudadanos "acaba con los días de indemnización" en los contratos porque "lo que hace es igualar por abajo". Sánchez ha criticado el contrato único que defiende Ciudadanos al augurar que lo que va a conseguir es "universalizar la precariedad" porque cuanto antes se despida, más baja será la indemnización. "Hablemos claro: que sepan en España que el contrato único es una vuelta de tuerca a la reforma laboral", ha censurado Sánchez. Sáenz de Santamaría ha hecho hincapié en que el PP en el Gobierno "está consiguiendo crear empleo" después de las reformas que ha llevado a cabo en la legislatura, que se inició con 1.400 personas engrosando cada día las listas del paro y concluye con 1.500 personas encontrando un empleo "cada día". Iglesias ha pedido a la vicepresidenta que "no tome a los ciudadanos por tontos", ha señalado que "hay menos gente trabajando" que hace cuatro años, que la mitad de los parados no recibe ninguna prestación y que el PP "se ha gastado el 45 por ciento de la caja de las pensiones". El candidato socialista se ha comprometido, si gobierna, a derogar la reforma laboral "completa y entera" y establecer tres tipos de contratos: indefinido, temporal y de formación. También ha propuesto reforzar la negociación colectiva al haber cinco millones de parados sin ninguna prestación, subir el salario mínimo interprofesional y abrir una ley de igualdad salarial. "Hay que volver a unir lo que la derecha ha dividido en los últimos cuatro años", ha pedido el secretario general del PSOE. Rivera ha defendido el contrato único, un complemento salarial para los que menos tienen y una reforma del sistema de autónomos para que no pague cuota quien no gane más del SMI. En su cruce de reproches con Sánchez le ha recordado que Zapatero dejó el 24% de paro: "parece que no va con usted, pero el país estuvo al borde de caerse por el precipicio", le ha dicho. A Sáenz de Santamaría le ha espetado que su Gobierno "no ha hecho reformas, sino recortes, porque las reformas son algo más ambicioso", tras lo cual ha subrayado que "por suerte los españoles que nos estén viendo no tendrán que optar entre lo malo y lo menos malo". "Pinchemos la burbuja política", ha propuesto a los espectadores. La lucha contra la violencia machista, único consenso del debate La lucha contra la violencia machista ha sido prácticamente el único asunto durante el debate electoral en el que los cuatro contrincantes han coincidido plenamente en la necesidad de acometer las medidas necesarias para proteger a las mujeres de esta lacra. Así, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría ha considerado que la cuestión fundamental es dar capacidad a las mujeres para que denuncien y "que no se sientan solas" -ha dicho- porque tendrán toda la seguridad que "el Estado de Derecho les da". Sáenz de Santamaría ha querido también lanzar un mensaje a las adolescentes a las que ha emplazado que no se dejen mirar el móvil ni que nadie les obligue a estar localizadas en todo momento. La vicepresidenta ha recordado la lucha de las mujeres por la igualdad y ha llamado a las jóvenes a no permitir ese control. "No lo consintáis", ha sentenciado. El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto el acento en la prevención, ha defendido que se recupere la asignatura de Educación para la Ciudadanía y ha mostrado su orgullo por la ley contra la violencia de género aprobada por los socialistas. Sánchez se ha comprometido también a que si gana las elecciones impulsará un Pacto de Estado contra la violencia contra las mujeres, en el que incorporarán a partidos, asociaciones, instituciones, jueces y fiscales, entre otras. El candidato de Podemos, Pablo Iglesias, ha hecho hincapié en que en este asunto es obligación de todos ponerse de acuerdo. Ha apelado a hablar de violencia machista, porque no sólo ocurre en el hogar, ha defendido que se facilite una alternativa habitacional a todas las mujeres maltratadas sin obligación de denuncia, y ha rechazado los recortes en igualdad y en protección a la mujer. Por su parte, el presiente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha dicho compartir todas las consideraciones de sus contrincantes y ha añadido la necesidad de coordinar las medidas cautelares y la información sobre los antecedentes penales.

Lo más visto