También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 2ª Feria de Huelva

La rotundidad y la penitencia

Triunfo redondo de El Juli este sábado en Huelva. El madrileño paseó un total de cuatro orejas en una tarde de gran capacidad. El pero del festejo fue la paupérrima presentación y el escaso juego de la mayoría de la corrida de Daniel Ruiz, que dejó sin muchas opciones a Morante de la Puebla y Miguel Ángel Perera.
El Juli en su salida a hombros este sábado de...
El Juli en su salida a hombros este sábado de la plaza de toros de Huelva. EFE

Ir a contracorriente resulta difícil cuando una plaza termina volcada, tocando las palmas por Huelva y sacando a hombros a un torero tras cortar cuatro orejas. Pero hay triunfos matizables porque la máxima expresión de la Fiesta se da cuando un toro y un torero se conjuntan en un ruedo y eso hace vibrar a los aficionados en los tendidos. Y algo así pasó este sábado en Huelva. El Juli puso boca abajo a la plaza de toros de La Merced en dos actuaciones apabullantes de dominio, poder y resolución. Triunfo sin una mácula. Pero triunfo que baja en puntuación cuando lo que sale por chiqueros resulta algo totalmente alejado de la mínima exigencia que puede pedirse a una plaza como Huelva y unas figuras como las que hicieron el paseíllo en la capital onubense.La corrida de Daniel Ruiz, que debutaba en Huelva, fue un conjunto anovillado, pobre de cara, terciado y vareado de carnes. Y eso no se puede obviar. Nadie pide el toro de Madrid o Bilbao, pero tampoco el de cualquier plaza de tercera de la provincia de Huelva. Cada cosa en su sitio, y este sábado el toro no estuvo en el suyo. Pero las figuras siguen empeñadas en devaluar sus actuaciones con corridas en exceso terciadas, abusando de su poder y al amparo de empresas que tragan con tal de verlos anunciados en sus cosos. Este sábado salió cara, pero también hay días de cruz y la gente no es tonta. El Juli triunfó por su capacidad mientras Morante y Perera sufrieron su penitencia por culpa de los toros elegidos.Con este material, El Juli fue dueño y señor de la tarde. A por todas salió el madrileño con su primero, una animal de Daniel Ruiz al que cuajó un notable quite por lopecinas. De embroque apretado y largo vuelo con el capote. La media fue enorme por enroscada y profunda. La plaza ya rugió. El animal de Daniel, justito de trapío, tuvo una enorme duración. Cualidad que aprovechó Julián para realizar una faena de intensidad siempre mantenida. Largo trazo, curvada expresión y mando en la embestida del toro. La estocada, más comprometida en el embroque que en otras ocasiones, fue letal y ayudó para la concesión del doble trofeo.Se inventó la faena El Juli ante el quinto, un animal de escaso trapío al que el madrileño fue consintiendo en su falta de entrega inicial. Cuando le tuvo metido en el canasto, Juli toreó a placer. Por ambos pitones, de nuevo con la figura excesivamente forzada pero alargando hasta el infinito los muletazos. La estocada, marca de la casa por trasera y caída. Y las dos orejas entre el delirio del tendido.Muy pobre de trapío salió el primero de Daniel Ruiz. Morante realizó una faena larga, salpicada de buenos muletazos aislados, con temple y empaque sobre todo al natural. Faltó conjunción a la obra. El breve jabonero, por trapío y condición, tampoco ayudó a remontar a Morante en su segunda actuación. Lo intentó con el capote y muleta, si bien faltó un punto de temple a todo lo realizado por el sevillano. Hubo detalles sueltos, pero de nuevo pero sin terminar de hilvanar un trasteo sólido.Poca historia tuvo la actuación de Miguel Ángel Perera con su deslucido primero. Lo intentó sin ninguna recompensa antes de despenarlo de un feo metisaca en los bajos. El sexto no quiso ganas de pelea desde el principio de su lidia. A penas sangró tras el simulacro al que fue sometido en varas. Pero el animal dijo nones desde el primer momento. Por mucho que quería Perera, el toro salía siempre buscando tablas. Un querer y no poder. FICHA DEL FESTEJO Huelva, sábado 2 de agosto de 2014. 3ª de Feria. Tres cuartos de plaza. Toros de Daniel Ruiz, mal presentados, terciados, pobres de cara y bajos de casta. Destacó el segundo, de gran duración y nobleza. Parados y a menos en su mayoría. Morante de la Puebla, silencio y saludos. El Juli, dos orejas y dos orejas. Miguel Ángel Perera, silencio y silencio.

Lo más visto