También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
10 años de viaje

Rosetta ha llegado a SU satélite

Misión de éxito. 
Una de las últimas imágenes tomadas por Rosetta
Una de las últimas imágenes tomadas por Rosetta
  • cope.es
  • cope.es

Rosetta, tras llevar una década persiguiendo a su objetivo, el  Cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, se ha convertido hoy en la primera nave en ir al encuentro de un cometa, abriendo así un nuevo capítulo en la exploración del Sistema Solar.         El cometa 67P y Rosetta se encuentran ahora a 405 millones de kilómetros de la Tierra, a medio camino entre las órbitas de Júpiter y Marte, avanzando velozmente - a casi 55.000 kilómetros por hora - hacia el Sistema Solar interior.                 Hoy hemos visto la última de una serie de diez maniobras iniciadas en mayo para ajustar gradualmente la velocidad y la trayectoria de Rosetta a las del cometa.         Se cree que los cometas son parte de los ladrillos primitivos con que se construyó el sistema solar, y que podrían haber contribuido a traer el agua a la Tierra.         El cometa 67P empezó a revelar su personalidad a medida que se acercaba Rosetta, cómo por ejemplo, el "coma" del cometa - su envoltura de polvo y gas - comenzó a brillar rápidamente para luego volver a apagarse en el transcurso de apenas seis semanas.         Hoy Rosetta se encuentra a sólo 100 kilómetros de la superficie del cometa, pero todavía se acercará un poco  más.  A lo largo de las próximas semanas la sonda descubrirá dos trayectorias triangulares frente al cometa, primero a una distancia de 100 kilómetros y luego a 50. A finales de agosto se habrán identificado cinco posibles puntos para el aterrizaje de Philae, de entre los que se elegirá uno a mediados de septiembre. A lo largo de octubre se confirmará la secuencia definitiva para el despliegue del módulo de aterrizaje, inicialmente previsto para el día 11 de noviembre. “A lo largo de los próximos meses caracterizaremos el núcleo del cometa y fijaremos las referencias para el resto de la misión, pero también empezarán los preparativos para otro hito en la historia espacial: el primer aterrizaje en un cometa”, aclara Matt Taylor, científico del proyecto Rosetta para la ESA. “Tras el aterrizaje, Rosetta seguirá acompañando al cometa hasta el punto de su trayectoria más próximo al Sol, al que llegará en agosto de 2015, y en el viaje de vuelta, estudiando su comportamiento desde cerca para recoger datos sin precedentes sobre cómo funciona un cometa a lo largo de su órbita alrededor del Sol”.

Lo más visto