También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Gana la moción de confianza

Rosa Díez supera un mal trago

La líder de UPyD ha dicho "estar dispuesta a hacer todos los cambios necesarios para mejorar el partido, pero manteniendo la autonomía", lo que cierra el paso a posibles pactos con Ciudadanos.
Rosa Díez ante el mal trago. EFE
Rosa Díez ante el mal trago. EFE
  • cope.es
  • cope.es

De esta manera, la dirección de UPyD cree salir "reforzada" del cónclave, ha dicho la portavoz en sus primeras declaraciones tras el cónclave y después de que su liderazgo haya sido cuestionado por tres de los cinco diputados del partido y otros dirigentes.  Díez, ha convocado un congreso extraordinario para después de las elecciones municipales y autonómicos de mayo, pero no ha desvelado si presentará su candidatura para liderar de nuevo el partido o dará finalmente el paso atrás que le han pedido algunos críticos. Con este anuncio, Rosa Díez ha concluido su intervención final en el Consejo Político extraordinario, en el que ahora sus miembros votan de manera secreta si apoyan o no la resolución de la dirección para posponer hasta después de los comicios de mayo la nueva estrategia política de UPyD tras el fracaso de las andaluzas. PERDÓN, PERO NO DIMITO La líder de UPyD, Rosa Díez, ha pedido perdón por no haber hecho autocrítica en la rueda de prensa posterior al desastre de Andalucía, que sí cree "necesaria", pero no se plantea su dimisión porque la considera el "mayor daño" que se le puede hacer al partido ahora. Lo ha dicho en su intervención en el Consejo Político extraordinario, según han señalado fuentes presentes en el cónclave, en el que se votará una resolución de la dirección para posponer hasta después de las elecciones de mayo la estrategia del partido. Según estas fuentes, Rosa Díez ha dicho que "lo más fácil" sería dejar ahora del cargo y no tiene duda de que algunos de los que le quieren matar le harían "un funeral de lujo", en alusión a los diputados Toni Cantó, Irene Lozano o Álvaro Anchuelo, entre otros, que han pedido su dimisión tras el fracaso electoral en Andalucía. Pero para la supervivencia de UPyD, según ha dicho, sería muy dañino cuando quedan dos meses para las elecciones municipales y autonómicas. También ha afirmado que lo que tiene que hacer el partido es comunicar bien el mensaje a los electores y "no intentar que nos quieran los que nunca nos han querido, los que nunca nos dan portadas", en su recurrente ataque a los medios de comunicación. Están presentes en este cónclave decisivo 130 miembros de los 143 que integran ahora el Consejo Político tras las últimas dimisiones, entre ellas las de los diputados Irene Lozano y Álvaro Anchuelo, y los dirigentes David Andina y Rodrigo Tena. La líder de UPyD ha hecho recuento de algunas de sus críticas a Ciudadanos, partido con el que se opone radicalmente a pactar frente a la opinión de los críticos y ha dicho que UPyD no nació hace algo más de siete años "para hacer un chiringuito grande" sino para cambiar el país. "Creemos un partido para Dinamarca, pero en España", ha añadido. Cantó acusa a Rosa Díez de engañar a afiliados al simular negociación con C's El diputado de UPyD y candidato a la Generalitat valenciana, Toni Cantó, ha pedido la dimisión de Rosa Díez y de toda la dirección de UPyD porque no se siente representado por ella y la ha acusado de "engañar" a los afiliados al simular una negociación con Ciudadanos que no pretendía llegar a ningún sitio. Cantó ha defendido la urgencia de llegar a pactos puntuales con Ciudadanos de cara a las próximas elecciones autonómicas y municipales, pero ha sido rotundo al afirmar que no quiere una fusión con el partido de Albert Rivera. En una intervención que ha durado más de los cinco minutos fijados para cada uno de los turnos de palabra que se han solicitado -un total de 62- ha acusado a la líder de UPyD de hacer que negociaba con Ciudadanos "de una manera irresponsable" cuando su intención era la de no llegar a ningún pacto, como se materializó en noviembre pasado tras una ruptura abrupta de las conversaciones. También ha pedido una votación secreta de la resolución que hoy votará el Consejo Político para que los miembros se pronuncien sobre si aplazar o no el cambio de rumbo de UPyD hasta después de los comicios de mayo, como quiere la dirección, y consultar también a los afiliados y simpatizantes. Cantó ha sido muy aplaudido al concluir su discurso ante el cónclave e incluso algunos miembros se han puesto en pie, según han contado algunas fuentes presentes en la reunión. Ha sido bastante crítico con la estrategia de la formación y con la actitud de UPyD en estos últimos tiempos y es por lo que se ha preguntado si lo que quiere el partido es una política "practicada por dioses o por humanos". "No pido que en absoluto renunciemos a nuestros principios", ha señalado Cantó, pero sí ha exigido un giro radical porque ahora los votantes están percibiendo a UPyD como un partido "rocoso y antipático" que cada vez se ha encerrado más en sí mismo. Una formación -ha afirmado con dureza- que no es capaz de llegar a acuerdos "ni siquiera con quienes más se nos parecen", en referencia a Ciudadanos, y por eso se ha preguntado si UPyD quiere continuar por ese "precipicio" o avanzar para formar parte "activa" en ese nuevo escenario político que se ha abierto en España tras las pasadas europeas. Ha insistido en que la nueva dirección a él ya no le representa, primero porque su estrategia ha demostrado que "estaba equivocada" al referirse a los pésimos resultados de las andaluzas, y en segundo lugar porque ha quedado evidente su incapacidad para negociar en este nuevo tablero "de pacto y diálogo que nos llega". También ha reprochado a la ejecutiva que haya eludido sus responsabilidades en el desastre electoral porque "dos o tres cabezas no bastan" para hacer autocrítica, ha señalado en alusión al nombramiento de Andrés Herzog como mano derecha de Rosa Díez, desplazando de esta manera a Carlos Martínez Gorriarán. Tampoco basta un aplazamiento de tres meses para decidir el cambio de rumbo de UPyD, como quiere la dirección y como someterá hoy a votación de los miembros del cónclave, porque para entonces "no quedará nada -ha avisado-".El diputado ha pedido la colaboración de todos los presentes para que el proyecto de UPyD "sobreviva" y para que la figura de Rosa Díez "pase a la historia como ella merece": la mujer que lideró la "regeneración democrática" en España y que supo entender lo que el país necesitaba. El candidato ha mostrado su convencimiento de que ahora existe la "oportunidad" de levantar el partido y ser parte activa del cambio que se avecina. A su juicio, enrocarse en querer ser "un pequeño grupo esencialista" es el camino más rápido para convertirse en una "secta", en un refugio que "a fuerza de despreciar a la gente no llega a comprenderse a sí mismo". Una de las cosas que además ha recordado es que Rosa Díez en una ocasión le dijo que siempre que tuviera dudas escuchara a los votantes, "pues bien nuestros votantes han hablado y llevan haciéndolo meses" y, está claro, ha afirmado, que UPyD no puede seguir refugiándose "en la pureza moral". Rosa Díez supera un mal trago

Lo más visto