También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Escribano puntúa en su debut

Se rompió la racha en Santander

La cuarta corrida de la Feria de Santander acabó sin puerta grande y sólo el sevillano Manuel Escribano tocó pelo con una decepcionante corrida de Valdefresno. Gustó la actitud de Alberto Aguilar mientras Morenito de Aranda se estrelló con un lote imposible.

Santander, viernes 26 de julio de 2013. 6ª de Feria. Casi tres cuartos de plaza. Cinco toros de Valdefresno y uno de Hnos. Fraile Mazas (1º), desiguales de hechuras y de juego manso y descastado a excepción del 1º, noble y enclasado. Manuel Escribano, vuelta tras aviso y oreja tras aviso. Morenito de Aranda, silencio tras aviso y saludos tras aviso. Alberto Aguilar, silencio tras aviso y saludos tras aviso.Al cuarto festejo de a pie se rompió la racha y ningún torero pudo salir a hombros del coso santanderino de Cuatro Caminos. Tarde entoldada y con lluvia intermitente que estuvo lastrada por una mansada de tomo y lomo de Valdefresno. Corrida muy desigual de tipos pero igualada por su nulo fondo de casta, con casi todos los toros buscando tablas de forma descarada a las primeras de cambio.Sólo se salvó uno de la quema, el que abrió plaza y lució el otro hierro de la casa ganadera de Nicolás Frailes, el de Hermanos Fraile Mazas. Fue el toro más liviano de peso pero que presentó unas hechuras perfectas, enmorillado y con la seriedad que da el trapío armónico. Un toro que mostró su temple y buen son desde que salió por chiqueros y al que esperó en los medios Manuel Escribano para recibirlo con una larga cambiada. El tercio de banderillas fue más voluntarioso que lucido y a punto estuvo de costarle un disgusto al sevillano tras una arreón del toro que acabó con un fuerte volteretón. Después, muleta en mano, Escribano trenzó una faena desestructurada y ligerita, sin terminar de aprovechar las condiciones del toro pero que sí conectó con unos tendidos al final de la faena a base de manoletinas. Se pidió de forma minoritaria un trofeo que no fue concedido. El premio final, una vuelta al ruedo en tono menor.Sí llegó el trofeo en el cuarto. De nuevo volvió a hincarse de rodillas Escribano a portagayola, de nuevo volvió a poner banderillas sin mucho lucimiento y de nuevo estuvo sin muchos argumentos el sevillano en el último tercio. Con el toro rajado, quiso hilvanar algún pase Escribano al toro antes de dejar una estocada trasera, caída y atravesada. Sin mucho sentido, el público solicitó esta vez de forma mayoritaria un trofeo de escaso valor que el palco tuvo que conceder.Morenito de Aranda poco pudo hacer con su primer toro, un animal vareado que se rajó a las primeras de cambio. Morenito de Aranda quiso sujetar al toro a base de bajar la mano a un toro de Valdefresno que acabó aculado en la misma puerta de chiqueros.El cuajado y serio quinto fue un toro cortado por los mismo parámetros que el anterior. A este sí le logró ligar varios redondos de méritos el diestro burgalés a base de exponer y provocar la embestida de un animal que acabó muy parado. Quien gustó en su debut en el coso de Cuatro Caminos fue el madrileño Alberto Aguilar, que recibió a sus dos toros con largas de rodillas. En el primero de su lote se mostró convincente y por encima de un toro rajado que nunca quiso abandonar la zona de toriles. Aguilar tiró de recursos para robar algún natural de mérito. Sin embargo, la faena de más poso del festejo fue la que trenzó al sexto, otro animal de nula casta al que cuajó varias tandas de naturales de largo y profundo trazo antes de que el toro pusiese rumbo a tablas, donde concluyó su faena con varios ayudados muy toreros. Pero un pinchazo previo a una estocada desprendida hizo que se esfumase la posibilidad del trofeo.

Lo más visto