También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Balonmano

Romero se despide de la selección por la puerta grande

El jugador español deja la selección después de 200 partidos y 753 goles.

De 

La selección española de balonmano despidió de la mejor manera posible, con una victoria (22-25) de prestigio sobre Polonia, al lateral Iker Romero, que este miércoles puso en Gdansk punto final a su larga carrera internacional con su partido 200 con el equipo español. Trece años en los que el vitoriano, que hoy firmó de penalti su gol 753 con la camiseta de la selección, se convirtió en uno de los máximos referentes del combinado nacional, en el que como evidenció hoy ante Polonia podría seguir jugando algún que otro año más. Y es que el tiempo habrá podido castigar el físico del jugador del Füchse Berlín, pero no su talento, como demostró Romero con el amplio y variado repertorio de pases que desplegó hoy ante los polacos. Todo un regalo para jugadores como el pivote Juan Andreu, que no desaprovechó ni una sola de las asistencias de Romero para cerrar el primer tiempo como el máximo goleador del equipo español con un total de tres tantos, que permitieron el despegue de España al descanso (11-15) en el marcador. Un resultado ciertamente sorprendente dadas las apenas veinticuatro horas de antelación con las que los de Manolo Cadenas habían llegado a Gdansk, al contrario que su rival, que ya llevaba varios días trabajando para preparar la eliminatoria de clasificación mundialista que disputará el próximo sábado con Alemania. Pero como ya demostró el pasado mes de abril al imponerse en la Copa Suiza, la selección española, vigente campeona del mundo y bronce en el último Europeo, ha adquirido tal grado de madurez y fiabilidad, que ni la premura, ni al entrada de nuevos jugadores le hace perder competitividad. A esta circunstancia contribuyen jóvenes como el lateral Alex Dujshebaev, que con tres goles consecutivos al inicio del segundo tiempo permitió a España adquirir una máxima renta de cinco goles (14-19), que los de Manolo Cadenas supieron administrar con oficio hasta el final. España jugó con Sierra; Rocas (2, 1p), Maqueda (2), Mindegia (2), Antonio García (4), Ugalde (2) y Aginagalde (2) -equipo inicial- Pérez de Vargas (ps), Roberto García (-), Dujshebaev (4), Raúl Entrerríos (-), Cañellas (-), Molina (-), Romero (1p), Goñi (-), Valero Rivera (2) y Andreu (4) Marcador cada cinco minutos: 1-2, 5-4, 5-7, 7-8, 8-11 y 11-15 (Descanso) 13-16, 14-18, 16-20, 18-21, 20-23 y 22-25 (Final).

Lo más visto