También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | 10ª de San Isidro

Ritter entre el naufragio

Una mansada con los hierros de Couto de Fornilhos y Gerardo Ortega desbarataron las esperanzas del décimo festejo de la Feria de San Isidro. Sólo el valor de Sebastián Ritter rescató del aburrimiento a los tendidos de Las Ventas.
Momento de la voltereta sufrida por Sebastián Ritter en Las...
Momento de la voltereta sufrida por Sebastián Ritter en Las Ventas. EFE

De 

Ni casta, acometividad ni cualquier cualidad que le debe acompañar a un toro bravo aparecieron este domingo por el ruedo de Las Ventas. Ni los titulares de Couto de Fornilhos ni los dos remiendos de Gerardo Ortega. Kilos de carne para el carnicerero alcarreño que se ocupa de los despojos. Nada ocurrió en el ruedo. Nada es nada. Ni un atisbo, ni un conato de toreo por culpa de una ganadería que lleva años fuera del circuito, que no fue capaz de lidiar un encierro completo en su vuelta a Las Ventas y que completó un cuarteto totalmente morucho de comportamiento. Tampoco mejoraron el panorama los de Gerardo Ortega. Sólo fachada. Y entre el naufragio emergió el valor descomunal de Sebastián Ritter. Que Ritter es un torero valiente lo ha demostrado con creces en esta plaza. Y este domingo se volvió a constatar en su primera faena. El bruto de Couto de Fornilhos se le metió por dentro en el inicio de faena y fue un milagro que el pitón del bruto no calase en el derrote ni cuando buscó al colombiano en el suelo. Después, Ritter puso valor a una faena que se desarrolló siempre entre el 'ay' y los continuos derrotes del toro. Y se superó Ritter en el sexto, otro toro aplomado de Gerardo Ortega con el que asustó al miedo. Cuando el toro se paró, embistió el torero, dejándose llegar con riesgo los pitones a la taleguilla. No hubo toreo fundamental, pero sí la sinceridad de un torero que llegó a correr la mano en la distancia corta. Eso sí, debe mejorar con el punto de mira de la espada.Llegaba Paulita a Las Ventas tras años de ausencia. Cinco temporadas y volvió para estrellarse con un lote infame. El primer remiendo de Gerardo Ortega que duró un suspiro. Lo que tardó el aragonés en doblarse por bajo con él y presentarle la mano derecha. El toro se desfondó pronto, embistió sin ganas ni fuelle. Tampoco mejoró su segundo de Couto de Fornilhos. Muy en Atanasio, el del hierro portugués, no quiso pelea en ningún momento. Paulita lo intentó sin fortuna, robándole algún muletazo suelto cuando dejaba al toro venir con su inercia. Pero cuando tenía que embestir por él mismo, aquello era misión imposible.Pronto llegó lo mejor de la primera actuación de Morenito de Aranda con su primer toro de Couto. Un buen ramillete de verónicas acompasadas que cerró con una media soltando una mano que tuvo sabor. Pero después llegó la nada. El animal embistió sin ritmo ni clase por ambos pitones. Un buey de carretas fue el quinto. Precioso de pinta, muy en tipo, pero vacío por dentro. No empezó bien esta lidia con un espontáneo en el ruedo y una pelea en la grada del 8. Desatendida la mirada del ruedo. Le atacaba Morenito después al toro, que reculaba. Sin celo, sin atisbo de casta. Muy centrado el burgalés, en corto y en terrenos del Cuatro pudo extraer algún redondo que se inventó el torero. FICHA DEL FESTEJO Madrid, domingo 18 de mayo de 2014. 10ª de Feria. Algo más de dos tercios de plaza. Cuatro toros de Couto de Fornilhos, bien presentados, perejos de hechuras pero de juego manso, descastado y deslucido. Dos toros de Gerardo Ortega (1º y 6º), bien presentados pero desfondados. Antonio Gaspar 'Paulita', silencio y saludos. Morenito de Aranda, silencio y silencio tras dos avisos. Sebastián Ritter, silencio y palmas.

Lo más visto