También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un rey para el Siglo XXI

De 

Con la precisión que marca la Constitución, España ha entrado ya en la nueva etapa histórica que marca el juramento como rey de Felipe VI. España tiene un rey para el Siglo XXI, es decir, un rey moderno, abierto a la innovación, comprometido con el futuro y conocedor de todos los retos que afronta España que ha prometido abordar desde la neutralidad política y la vocación integradora que dan sentido a la monarquía parlamentaria. Especial relevancia ha tenido en su discurso la alusión a las tensiones territoriales que considera superables en el marco del respeto a la ley que recoge tanto la unidad en la diversidad así como la solidaridad entre los distintos territorios. En este marco, ha dicho Felipe VI con la mirada puesta en Cataluña, caben las distintas formas de sentirse español, “porque los sentimientos en estos tiempos de construcción europea, nunca deben enfrentar, excluir o dividir sino comprender y respetar, convivir y compartir”. El discurso ha sido un canto a la esperanza, con una clara alusión a las inquietudes que en los últimos años han expresado muchos ciudadanos: la voluntad expresa de que la corona sea un referente de ejemplaridad. En este sentido ha manifestado ante las Cortes generales, su intención de ganarse el respeto y la confianza de toda la sociedad, con una conducta íntegra, honesta y transparente. Pero lo que acaso más sobresale de su discurso es el deseo del rey de que en España no se rompan nunca los puentes del entendimiento como principio del espíritu constitucional y de la convivencia. Un deseo compartido por la inmensa mayoría que hoy siente la emoción de abrir un nuevo capítulo en la España moderna.

Lo más visto