También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Mediodía 11 junio 2015

La responsabilidad ciudadana y la política

Si la política es el arte de lo posible, lo cierto es que ese “posible” no se alcanza sin un acusado sentido de la responsabilidad ciudadana, que en definitiva es la que da todo su sentido a la vocación de política. Da la impresión, sin embargo, que la única obsesión que tienen muchos de nuestros políticos es la de alcanzar el poder a toda costa, incluso a costa de su propia responsabilidad de servicio al bien común. Algunos partidos están interpretando el resultado de las recientes elecciones locales y autonómicas según su propio interés ideológico, muy lejos de la primera responsabilidad que debiera moverles: la estabilidad institucional, la defensa del marco constitucional, la viabilidad de nuestro sistema de bienestar y la generación de empleo. Los pactos en ciernes deberían promover todo esto, dentro de una lógica coherencia de programas entre los partidos que los suscriban. La lógica empleada por el PSOE, salvo en el caso andaluz, está consistiendo en  desalojar al centro-derecha a cualquier precio, incluso al precio de someterse a  un populismo radical al que trae sin cuidado la estabilidad institucional y la propia recuperación económica que tanto sacrificio ha costado a nuestra sociedad. Esta debería ser una cuestión central en nuestro debate político de los próximos meses, porque en las próximas elecciones generales nos jugamos mucho más que la lógica alternancia, nos jugamos el marco político y jurídico que ha dado estabilidad y prosperidad a nuestro país en los últimos 30 años.   

Lo más visto