También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

REPORTAJES COPE.ES: Valdefresno, fidelidad a un encaste

El hierro de Valdefresno es desde hace años un fijo en las plazas de primera categoría. Su apuesta por el encaste Lisardo-Atanasio no sólo se mantiene si no que se ha reforzado el los últimos tiempos. En tierras salmantinas nos recibió Nicolás Fraile Martín.
Los toros de Nicolás Fraile en su finca salmantina de...
Los toros de Nicolás Fraile en su finca salmantina de Valdefresno. RUBÉN ARÉVALO
  • cope.es
  • cope.es

El frío es intenso durante los días de la ola de frío siberiano que azota a España en general y al Campo Charro en particular. Las temperaturas bajo cero y la falta de lluvias están provocando que los campos luzcan un color poco habitual para esta época del año. Como si el piso de la dehesa estuviese ‘quemado’ fruto de las heladas.Sin embargo, cuando uno se desvía desde la Autovía de Castilla para adentrarse en los predios que posee la familia Fraile Mazas en Tabera de Abajo, aparece ante nosotros un oasis en medio del interminable mar de encinas que conforman esta parte de la Charrería. Regatos de agua, hierba abundante y una finca que combina modernidad con tradición son las señas de la finca matriz de Valdefresno.Allí cría sus toros desde hace casi ya  varias décadas Nicolás Fraile junto a sus hijos Nicolás y José Enrique. Una vez echado un vistazo a los toros en los distintos cercados, el patriarca, Nicolás, nos aguarda en la casa para hablar.Don Nicolás, el año 2011 fue un año difícil pero con la satisfacción del juego de sus toros.Sobre todo porque finalizamos con un gran sabor de boca en Madrid. Fue una gran corrida, no tuvo mucha repercusión porque ya estaba fuera de la Feria de Otoño, pero hubo tres toros extraordinarios. En general la camada de 2011 tuvo un nivel bastante bueno. Menos la corrida de Zaragoza, pero el resto tuvo muy buen nivel. A ver si hay suerte y en 2012 salen otros tres.A pesar de la época del año en la que nos encontramos y vista la camada, hay ya muchos toros ‘puestos’.Sabiendo que vamos a Madrid un año más, esa corrida se comienza a preparar pronto y prácticamente está ya a punto. Hay 15-16 toros que vale cualquiera para lidiarse ahora mismo. Está siendo un invierno duro por el frío, aunque a los toros les va peor el agua. El frío lo aguantan mejor aunque están peor de pelo. La humedad y la nieve son peores.¿Cómo se está viviendo en esta ganadería la tan famosa crisis?Estamos sorteándolo, de momento tenemos bastantes cosas apalabradas para la temporada. Regresamos a Madrid y en verano tomaremos antigüedad con una corrida del hierro de Fraile Mazas. Las Ventas serán nuestra principal baza un año más. Pero la verdad es que se está notando la parte económica, que ha bajado mucho y pagamos el pato los ganaderos de mitad para abajo. Estamos acusándolo y bastante. El precio del toro está bajando, una feria que antes te pagaban 10 millones ahora pagan 5. Lo que también hemos podido ver es el trabajo de selección llevado a cabo en Valdefresno. Ahora hay un tipo de toro más bajo y más armónico.Se ha intentado hacerlo más bajo. Antes los sementales eran altos y te marcaban la pauta de la ganadería. Ahora se nota mucho, no se parecen los toros de ahora a los de hace diez años. Se ha bajado el tamaño pero no las caras. En eso queremos mantenernos firmes y seguir apostando por la seriedad de los torosY siguen fieles a un encaste, el de Lisardo-Atanasio a pesar de ser ya pocos los que siguen haciéndolo incluso reforzándolo con la compra hace poco de un lote de hembras a Javier Pérez Tabernero.Lo nuestro es Lisardo, un toro que proviene de Atanasio. La compra a Javier se hizo por el tema de la consanguinidad. Llevamos veinte años con los toros de Lisardo, con los mismos sementales. Tuvimos hace años un toro de Atanasio pero no tuvimos suerte. Salían altos y sin cara. Ahora con las vacas de Atanasio. Les compramos 50 vacas de Javier Pérez Tabernero, que las eligieron entre él y mis hijos pero fue Javier quien las dijo porque era en las que más fe tenía. Si no iban al matadero. Pero en las tientas están saliendo muy buenas.¿Y por qué está perdiendo tanto cartel entre los toreros de arriba este tipo de toro?Cuando embiste un toro de este encaste no es fácil de torear, hay que sobarlos, enseñarlos, pero cuando rompe pues es el que mejor finales tiene. Y es lo que nos gusta de siempre. Si nos metemos en otro encaste seríamos uno más. La gente se puede aburrir del ‘café con leche ganadero’ igual en todas las ferias. Y el que paga la entrada tiene que ver variedad. Ahora se hacen ferias con ganaderías que son todas idénticas, con el mismo origen, y esto tampoco puede ser.

Lo más visto