También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Línea Editorial

Reivindicación sectaria de la memoria selectiva

El Ayuntamiento de Madrid ha aprobado el cambio de nombre a 30 vías urbanas cuyos nombres estaban vinculados al régimen franquista. Se trata de una propuesta del PSOE, que ha salido adelante con el apoyo de Ahora Madrid, la marca blanca de Podemos, y de Ciudadanos.La Ley que da cobertura a esta medida es la que en su día sacó adelante el Gobierno Zapatero, e incluye en su artículo primero el reconocimiento de la llamada memoria histórica, también para todas las víctimas de la persecución ideológica y religiosa. Sin embargo, cuando el Partido Popular en Madrid ha reclamado este punto para poder dar su apoyo a la iniciativa, los promotores se han opuesto. Es un indicio claro de que en realidad el espíritu de tal propuesta no es reconciliador sino revanchista. En sí misma la iniciativa ya es significativa, pero más aún si tenemos en cuenta los problemas verdaderamente prioritarios que tiene Madrid, de movilidad o de suciedad en sus calles, por citar solo dos ejemplos. Los nombres de las calles pueden cambiarse, ya se han cambiado muchas veces, pero no se puede borrar por decreto un tramo entero de nuestra historia, con sus luces y sus sombras. Eso es lo que decidimos en la Transición. El ayuntamiento de Madrid prefiere una reivindicación sectaria de la memoria selectiva, en vez de dedicar su tiempo y sus esfuerzos al bien común de sus ciudadanos.

Lo más visto