También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ECONOMÍA | Bruselas escartó exigir más reformas a España

Rehn deja abierta la puerta a otra prórroga a España para reducir el déficit

Bruselas abre la puerta a relajar de nuevo el objetivo de déficit para España. Asi lo ha anunciado el vicepresidente económico de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, que ha indicado que una vez que se conozcan los últimos datos macroeconómicos del cuarto trimestre de 2012, podrá establecer una estimación más adecuada del crecimiento para 2013 y 2014.

El vicepresidente económico de la Comisión Europea (CE), Olli Rehn, ha dejado la puerta abierta a conceder otra prórroga a España para lograr su objetivo de reducción de déficit después de que el próximo 22 de febrero se hagan públicas las previsiones macroeconómicas de los países europeos. Rehn, durante un encuentro con la prensa en Bruselas, ha indicado que después de que se conozcan los últimos datos macroeconómicos del cuarto trimestre de 2012, la CE podrá estimar "dónde se encuentran los Estados miembros respecto a los resultados presupuestarios del año pasado" y ha añadido que a partir de ese momento se podrá establecer una estimación más adecuada del crecimiento para 2013 y 2014. "Entonces podremos juzgar mejor qué tipo de recomendación política, en línea con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento (que establece el límite del déficit público en el 3 % del PIB) y cuál es su aplicación más inteligente para los Veintisiete, incluida España", ha señalado durante el encuentro organizado por el European Policy Center (EPC) de Bruselas. Las previsiones macroeconómicas que publica periódicamente la CE permitirán al Ejecutivo comunitario juzgar si España y el resto de los países "han tomado medidas eficaces en el marco del procedimiento por déficit excesivo", indicó el también comisario de Finanzas. Rehn recordó que Bruselas ya concedió, a iniciativa de la CE, un balón de oxígeno a España para que cumpla con su objetivo de reducción de déficit, tras comprobar que el país había hecho un esfuerzo estructural suficiente para corregir el desequilibrio de sus cuentas. España debería situar su déficit en el 6,3 % en 2012 y en el 4,5 % en 2013, para alcanzar el 3 % en 2014. Pese a esos esfuerzos macroeconómicos, la recesión económica complica el cumplimiento de sus objetivos de déficit. En noviembre pasado, Rehn descartó exigir más reformas a España al valorar los esfuerzos realizados y previstos y que consideró equivalentes al 5,25 % del PIB en 2012 y al 2,25 % en 2013. Rehn indicó entonces que la mejora anual estimada en el saldo estructural español estaba "en línea con el esfuerzo requerido".