También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Rajoy insiste en no adelantar las elecciones y en la ilegalidad del referéndum catalán

El presidente del Gobierno insiste,"lo reiteraré, hasta la saciedad, no voy a adelantar las elecciones", y contrapone la legalidad del referéndum de Escocia a la ilegalidad del que se está planteando en Cataluña.

ctv-ues-mariano-rajoy-
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

 Así lo manifiesta en una entrevista concedida a periodistas de la Alianza de Periódicos Líderes en Europa (LENA). A juicio de Rajoy en el Parlamento se han tomado decisiones importantes de las que está satisfecho, sobre todo económicas, y otras que no le han gustado como la de la reforma de la estiba.

 "Lo que ha hecho el Parlamento es decirle al Tribunal Europeo que la Cámara de una de las grandes naciones de la UE se niega a cumplir sus sentencias. Eso me parece muy grave".

 "Hay cosas que no se pueden hacer. A partir de ahí: no quiero adelantar las elecciones, y haré lo imposible, entre otras cosas, porque estoy convencido de que lo imposible también se puede hacer para adelantar las elecciones", añade.

 Según el presidente del Gobierno "ya hicimos bastantes tonterías durante 2016 para volver ahora a meter al país en una contienda electoral. Por tanto, lo reiteraré hasta la saciedad: no voy a adelantar las elecciones".

 Preguntado por el referéndum de Escocia, el presidente responde que respeta todas las decisiones de los países de nuestro entorno. "El de Escocia fue un referéndum legal porque lo decidió quien podía hacerlo, que era el Parlamento británico".

 Añade que "en España el referéndum que (Cataluña) está planteando es ilegal; la soberanía reside en el conjunto del pueblo (vía Constitución), no en el Parlamento".

 "Lo que podrían hacer los independentistas es -añade Rajoy-, cumpliendo la ley, plantear en las Cortes Generales una reforma de la Constitución, que tendrían que votar las Cortes y el conjunto del pueblo español, que es el que tiene derecho a decidir sobre su país".

 Seobre el anuncio de ETA de entregar las armas, Rajoy refiere que "ETA es una organización terrorista y por tanto no se negocia, no se paga ni se les compensa por dejar de matar. Está bien que quieran dejar las armas, pero lo importante es que se disuelvan. Sin duda ese será uno de los momentos más hermosos para España en décadas".

 En referencia al atentado de Londres del pasado miércoles considera que lo ocurrido "nos obliga a una respuesta global".

 Rajoy sostiene, así mismo, que Europa debe integrarse más "en materia de seguridad, de política exterior y en materia económica" y se muestra partidario de la Europa de las dos velocidades: "Se trata de distinguir entre los que tienen voluntad de avanzar más y quiénes no, o simplemente quieren hacerlo con menos rapidez".

 Preguntado por las consecuencias que tendría para Europa un hipotético triunfo del populismo en Francia, dice que "sería muy negativo porque lo que se pone sobre la mesa es que Francia abandone la UE".

 A juicio de Rajoy, para frenar el populismo hay que "hablar bien de Europa" y "poner en valor sus principios fundamentales: paz, libertad, derechos humanos, progreso económico y social, civilización, cultura" y ser "más eficaces" en las cuestiones como la inmigración, el terrorismo, la seguridad exterior, el crecimiento económico y el empleo.

 Dice que el Brexit no ha sido "una buena noticia ni para el Reino Unido ni para el resto de Europa" y que ahora hay que "conseguir la mejor relación posible en la salida del Reino Unido de la UE y en la relación futura".

 Respecto a Venezuela afirma que en Europa casi todos coinciden en diagnóstico y objetivos. "El diagnóstico: presos políticos, una separación de poderes sui géneris y una democracia amenazada, con un Parlamento en una situación muy compleja. Yo quiero para ellos lo mismo que para los españoles: progreso económico y social, que terminen los problemas humanitarios y, desde luego, democracia, libertad, derechos humanos y no presos políticos".

 Ante las polémicas declaraciones del presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, sobre los países sureños, Rajoy muestra su simpatía por el ministro de Economía español como posible sucesor al frente de la institución comunitaria: "realmente es una de las personalidades más importantes y capaces del Eurogrupo", asegura.

Lo más visto