También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
En el Gran Teatro

Rafael Álvarez El Brujo rinde tributo al universo femenino a través de Las Mujeres de Shakespeare

Rafael Álvarez El Brujo interpreta y dirige este fin de semana en el Gran Teatro de Córdoba Mujeres de Shakespeare, un montaje en el que el popular actor rinde homenaje a la conciencia y la esencia femenina que tan bien supo explorar y plasmar el genial autor inglés. Del espectáculo se ofrecerán dos funciones: mañana viernes 8 y el sábado 9 de marzo (20:30 horas).

Tras sus creaciones en torno a los clásicos españoles (Lazarillo de Tormes, El Pícaro, La sombra del Tenorio....), El Brujo pone ahora su mirada en diversos personajes femeninos creados por Shakespeare que, en su opinión, “exploró la conciencia femenina a sabiendas de su mayor sabiduría, perspicacia y sentido de la realidad, frente al instinto elemental, básico y simplón del macho narcisista”. Y de entre todas esas mujeres recreadas por la pluma del autor inglés, elige a cuatro. Se declara, así, prendado de Rosalinda, que aparece en Como gustéis, “de su ingenio triunfante, de su luz y de sus respuestas”, afirma. De Catalina (La fierecilla domada), de Beatriz (Mucho ruido y pocas nueces) y de Julieta, “tan sublime que te hace sentir culpable de albergar cualquier sentimiento de ironía o de escepticismo frente a la inocente plenitud absoluta del amor romántico”. “Mi conclusión -destaca- es que Shakespeare era un genio, porque presenta a las mujeres como lo que realmente son, como seres que están emocionalmente muy por encima de la capacidad del hombre, y a veces también intelectualmente”.               Para crear este espectáculo -en el que, como es habitual en sus propuestas, recurre al monólogo- El Brujo se ha inspirado en un experto que dedicó su vida al estudio de Shakespeare, el crítico norteamericano Harold Bloom, autor  de un libro imprescindible sobre el universo del escritor, La invención de lo humano, y al que considera “pontífice de la bardolatría”.  El popular juglar de la escena española advierte que no ha pretendido poner en pie un texto repleto de versos clásicos y contenido literario, sino una función donde a través de las cuatro mujeres de Shakespeare el público se divierte al tiempo que conoce un poco al maestro inglés.               El actor cordobés, nacido en Lucena, vuelve en este trabajo a demostrar su dominio del escenario, su capacidad para la picaresca, el humor, la sutileza y la facilidad para engarzar la historia que pretende contar con apuntes de actualidad que hacen las delicias de un público incondicional, con el que El Brujo sabe empatizar como nadie.                                                                  

Lo más visto