También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Un radar de Tráfico 'caza' a Benzema a 216 kilómetros por hora en la M-40

El francés se enfrenta a una posible pena de prisión de tres a seis meses de duración o a una multa que pagará durante seis a 12 meses. El Real Madrid ha desmentido que la Guardia Civil detuviera a otro jugador a alta velocidad.
Karim Benzema recibe el coche de uno de los patrocinadores...
Karim Benzema recibe el coche de uno de los patrocinadores del Real Madrid

De 

El jugador del Real Madrid Karim Benzema fue cazado por un radar móvil en la madrugada del 3 de febrero situado en la M-40 circulando a 216 kilómetros por hora, en un tramo con una velocidad máxima de 100, han confirmado a Efe fuentes de la Dirección General de Tráfico (DGT). El Audi que conducía el delantero francés fue fotografiado por un radar móvil de Tráfico en la citada vía en el término municipal de Pozuelo de Alarcón, cercano a la urbanización La Finca donde residen numerosos jugadores de fútbol. El juzgado de instrucción número dos de Pozuelo de Alarcón (Madrid) será el encargado de juzgar al jugador del Real Madrid Karim Benzema por un delito contra la seguridad vial Tráfico ha señalado que debido a la excesiva velocidad a la que conducía no fue parado posteriormente en el dispositivo policial instalado, por lo que los agentes notificaron a la Jefatura Provincial de Tráfico esta infracción. Tras identificar a través de Audi, propietario del vehículo, a su conductor, la jefatura trasladó a la Fiscalía el expediente. Así, Benzema fue citado el martes pasado para declarar ante el juez por un delito contra la seguridad vial al superar en más de 80 kilómetros por hora los 100 permitidos en esa vía interurbana. Sin embargo, la declaración fue aplazada al alegar el jugador madridista que ese día estaba convocado para jugar el partido de vuelta de las semifinales de la Copa del Rey contra el Barcelona, en la ciudad condal. Benzema se enfrenta a una posible pena de prisión de tres a seis meses de duración o a una multa que pagará durante seis a 12 meses con una cuantía que decide el magistrado, además de la retirada del permiso de conducir entre uno y cuatro años como máximo, lo que obligaría al jugador a volver a obtener el carné. Fuentes de la DGT han indicado a Efe que en dicho control, denominado "combinado", pues hay un radar móvil en la calzada central y un dispositivo de la Guardia Civil en una vía de servicio a pocos kilómetros, fueron parados de forma aleatoria otros dos jugadores del Real Madrid, cuyo identidad no ha sido revelada. Al no presentar ninguna "anomalía" al volante ni cometer infracción alguna, ambos jugadores continuaron su viaje, han añadido las mismas fuentes, que han negado que en dicho control la Guardia Civil detectara a otro jugador madridista circulando a 260 kilómetros por hora. El Real Madrid ha desmentido que la Guardia Civil detuviera a otro jugador a alta velocidad.

Lo más visto