También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
La FAO recomienda comerlas

¿A qué saben las medusas?

Un informe de la FAO propone comer medusas para hacer frente a su proliferación. En España, el conocido restaurante Sant Pau las cocina.
Medusa. Foto: Reuters
Medusa. Foto: Reuters

Tras proponer comer insectos por su alto contenido en nutrientes, Naciones Unidas propone ahora comer medusas para hacer frente a su proliferación.Julio Mas, investigador del Instituto Español de Oceanografía, ha explicado en La Tarde que “las medusas son animales peculiares  porque el 99% por ciento de su peso corporal es agua, tienen menos de 1% de materia orgánica. Para su consumo hacen falta muchas toneladas para obtener unos pocos kilos de producto comestible”.En España no hay una tradición de consumo de medusas, sin embargo en el restaurante Sant Pau, reconocido con tres estrellas Michelín, llevan años cocinando con medusas. Carme Ruscalleda, cocinera de este restaurante, ha aclarado en La Tarde que la Comunidad Económica Europea “prohíbe” comer las medusas frescas del Mediterráneo. “Solo puede utilizarse la medusa china, deshidratada y en salazón, porque llega con todos los registros sanitarios”, ha dicho.Según Carmen Ruscalleda, “en la cultura china la toman de forma cotidiana las familias y entró dentro de su nutrición por la gran cantidad de propiedades saludables que tiene el bicho. Menos los pies planos lo cura todo”, ha bromeado. Ruscalleda ha explicado que en España puede comerse medusa “de forma divertida” pero no de forma habitual. “Se está protegiendo que no cambiemos nuestros hábitos saludables, cada vez más los nutricionistas nos avisan que no debemos cambiar nuestros hábitos, debemos comer como nuestros abuelos pero de forma moderna. No pasa nada que un día tomes de forma divertida medusa, pero cambiar radicalmente si que sería malo, por eso esa prohibición”, ha dicho.Sobre cómo es comer medusa, esta cocinera asegura que es un producto con un “mordiente de cartílago”, que “sabe poco” tras desalarla y “tiene gusto a agua de mar que a nada más”. Además, no se cocina: “ese producto con tan poco masa corporal se come en una ensalada, con unos fideos o un asado”, ha dicho. Ruscalleda ha destacado que “curiosamente en el mediterráneo hay una variedad que se llama de 'huevo frito' que es una maravilla: tomada fresca y matada con sal, es como si tomaras un calamar y sabe a ostra o percebe”. Eso si, “un producto que tenemos, pero que no podemos tocar”, ha lamentado la cocinera.

Lo más visto