También en directo
Ahora en vídeo

Lo que va de ayer a hoy, continuidad y renovación

De 

Felipe VI ya es Rey de España. Es el primer Rey que llega al trono en el marco de la Constitución y el primero que accede a la Corona a través de un acto de abdicación normalizado. Este tránsito, institucionalmente previsto, hace evidente el engarce entre el pasado y el futuro al que sirve una Monarquía que lo es de todos y para todos los españoles.La Corona sirve a la continuidad a través de unas instituciones que se sostienen sobre la participación política. Sin embargo, como bien ha dicho el Rey en su discurso de proclamación, la herencia recibida debe actualizarse según las exigencias de los tiempos.El pueblo español ha dado sobradas prueba de madurez en momentos graves y complicados. Este es uno de ellos. La Corona, en la persona de Don Felipe, está llamada a fortalecer su naturaleza integradora, impulsora y arbitral para el mejor servicio al pueblo español. Lo hizo Juan Carlos I al liderar la reconciliación nacional y fomentar la integración de diferencias aparentemente insalvables. A Don Felipe le corresponde fortalecer los vínculos que demuestran que en una España unida y diversa caben todos los españoles. Y le corresponde hacerlo desde la neutralidad y la prudencia política. Solo así será posible el deseable concierto entre un Rey leal y un pueblo libre.

Lo más visto