También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Puigdemont en su laberinto

La declaración de independencia provoca una fuga de empresas, Artur Mas asegura que no están preparados y el consejero de Empresa pide un “alto el fuego”

 
  • authors:lista con un numero insuficiente de elementos

La inestabilidad política creada por el proceso independentista ha llevado a numerosas empresas catalanas a trasladar su sede fuera de Cataluña o a plantearse esta opción en caso de que el Parlament haga una declaración de independencia de forma unilateral.

CaixaBank ha decidido este viernes trasladar su sede social a Valencia por la incertidumbre política en Cataluña, una medida que han adoptado también la multinacional Gas Natural Fenosa, que llevará su domicilio a Madrid, y otras empresascatalanas como Dogi, Banco Mediolanum, Arquia Banca o Service Point.

La posibilidad de que el Parlamento catalán apruebe una declaración unilateral de independencia ha provocado una fuga de compañías, en su mayoría cotizadas, que optan por mover su sede social fuera de Cataluña para garantizar el amparo de los entes regulatorios europeos ante cualquier posible escenario.

Además, el expresidente de la Generalidad Artur Mas considera que Cataluña todavía no está preparada para "la independencia real", en declaraciones publicadas por el diario británico Financial Times (FT).

Mas indicó a este periódico económico que la región había "ganado el derecho a convertirse en un Estado independiente", pero reconoció la existencia de un debate entre los líderes catalanes sobre si ahora es el momento de declarar de manera unilateral la independencia.

Por su parte, el consejero de Empresa del Gobierno catalán reclamó este viernes un "alto el fuego" con el Ejecutivo central, proponiendo posponer la declaración de independencia de Cataluña a cambio de que no se suspenda la autonomía regional.

"Serenarnos y, para resumir, decir alto el fuego. Alto el fuego quiere decir que en las próximas horas y días no tomemos decisiones que puedan ser irreparables, del tipo suspensión de la autonomía", dijo a la radio catalana Rac1 Santi Vila, que habló incluso de "firmar una especie de tregua".