También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | El Cid pincha el triunfo

Puerta Grande para Hermoso de Mendoza y Luis Bolívar en Manizales

El quinto festejo de la Feria de Manizales (Colombia) celebrada este jueves dejó el gran triunfo del rejoneador español Pablo Hermoso de Mendoza, que hizo pleno de orejas, y del diestro colombiano Luis Bolívar, que aprovecharon las bondades de un encierro de Ernesto Gutiérrez. El Cid completó el cartel y perdió la posibilidad de salir a hombros al fallar a espadas.
Hermoso de Mendoza y Luis Bolívar en su salida a...
Hermoso de Mendoza y Luis Bolívar en su salida a hombros en Manizales (Colombia). EFE

Manizales (Colombia), jueves 10 de enero de 2012. 5ª de Feria. Casi lleno. Toros de Ernesto Gutiérrez, justos de presencia, cómodos de cabeza pero de buen juego. Premiado con la vuelta al ruedo 6º, destinado para rejones. El Cid, saludos en ambos. Luis Bolívar, saludos y dos orejas. El rejoneador Hermoso de Mendoza, dos orejas y dos orejas. El gran protagonista del festejo fue el rejoneador Pablo Hermoso de Mendoza, que cortó las dos orejas en cada uno de sus toros. Las dos primeras cayeron en su primer toro, un ejemplar desigual en sus embestidas, ya que si fue bueno y tuvo son cuando galopaba detrás de los caballos, en la reunión y a la hora de encararle era muy complicado porque siempre salía cortando el paso. Quien más lo notó fue “Van Gogh”, que se tuvo que emplear muy a fondo para salir limpio de los quiebros. “Dalí” consiguió poner la plaza a revientacalderas con sus cites, sus banderillas y sobre todo sus piruetas, muy ajustadas. “Pirata” fue quien finalizó con tres banderillas cortas y un rejonazo contrario pero muy efectivo. El sexto fue un animal que nunca se templó y que se empleó con desacompasadas embestidas de salida. Inició Hermoso  el tercio de banderillas con “Manolete”, que tuvo que modificar su  forma de ejecutar las suertes y tocar mucho más al pitón contrario de lo que suele ser habitual en su toreo. La apoteosis en el ruedo llegó con “Ícaro”,  que se vio sorprendido por un toro que no le dejaba ganar el pitón, pero al que el caballo puso codicia, entrega y sobre todo mucho valor para conseguir meterlo en el capazo de su cuerpo y conseguir rematar pases a modo de volatines precisos. Finiquitó la labor de banderillas con “Pirata” en una rueda de tres cortas haciendo desplantes a un toro ya muy parado y poco colaborador, pero no por eso menos peligroso cuando se pisaban sus terrenos. Lo cuadró Pablo en los medios para recetarle un gran par a dos manos en la misma boca de riego y entrarle a matar en los mismos terrenos, dando el pecho de “Pirata” y dejando un rejón casi entero que hizo al toro doblar sin puntilla. El otro gran triunfador fue el diestro Luis Bolívar. El colombiano paseó las dos orejas del quinto con el que estuvo animoso con el capote, en un vistoso quite por verónicas y tafalleras. Muleta en mano, Bolívar estuvo firme y asentado, llevando largo y templado al toro de Ernesto Gutiérrez al que exprimió en un final de circulares y bernadinas. Antes, a su primero le trenzó una labor técnica y sobria pero sin rúbrica con la espada. El Cid sorteó en primer lugar el toro de mayor calidad del festejo, un animal con un gran pitón derecho. Por ahí toreó con gusto y despaciosidad el torero sevillano. Por el izquierdo exigió más el toro pero El Cid siempre estuvo a la altura. Pero falló a espadas y perdió tocar pelo. Otro tanto pasó con el cuarto. En esta ocasión estuvo más a gusto con la izquierda en una faena planteada en los terrenos de sol.  Pero de nuevo, los aceros dejaron sin premio la labor de El Cid.

Lo más visto