También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

El PSOE y el Pacto anticorrupción

El PSOE sigue dando la medida de su incapacidad para hacer una oposición a la altura de las circunstancias. Resulta sorprendente que un partido que no cesa de utilizar el argumento de la corrupción, y que no pierde ni un minuto en recordar que el caso Bárcenas es el caso de la corrupción del PP, cuando en el Congreso de los Diputados se aprueba una propuesta de medidas contra esta plaga social, pactada entre el gobierno, los partidos minoritarios y el grupo Mixto, se abstenga y mire para otro lado.Por más que se empeñen los socialistas en decir que la urgencia de estas medias es una maniobra de limpieza de imagen del Gobierno, su voto político ha dejado de ser un voto de castigo para convertirse en un voto de menosprecio al esfuerzo común por la regeneración política. El hecho de que se contemple un endurecimiento de las penas por la comisión de estos delitos, que se haya incluido a los partidos en la Ley de Transparencia o que se hayan elevado los niveles de exigencia de control para el dinero público son medias necesarias que tendrán como efecto aumentar la confianza de los ciudadanos en quienes gestionan los bienes públicos. Frete a la corrupción es necesaria una nueva cultura social, un nuevo estilo político y un fortalecimiento de las leyes. El PSOE, sumido en luchas intestinas que amenazan desangrarlo, ha perdido una gran oportunidad y no dispone de explicación razonable.