También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Este lunes será juzgado el único acusado

Prisión para los detenidos por amenazar al testigo protegido del caso Jimmy

El titular del juzgado de instrucción número 4 de Madrid los acusa de un delito de amenazas y otro contra la administración de Justicia.

El juez ha decretado el ingreso en prisión de los dos detenidos este sábado por amenazar y coaccionar al testigo protegido del caso de la muerte del hincha de los Riazor Blues Francisco Javier Romero, más conocido como Jimmy.Según han informado a Efe fuentes jurídicas, el titular del juzgado de instrucción número 4 de Madrid los acusa de un delito de amenazas y otro contra la administración de Justicia.Los dos detenidos, J.F., alias "El Búfalo", de 41 años, y P.M., alías Peter Parker, de 35, fueron arrestados ayer por la Policía después de comprobar que habían amenazado al testigo protegido a través de mensajes de Whatsapp e incluso habían acudido a su puesto de trabajo con la excusa de cobrar una deuda para amenazarlo. Al parecer, amenazaron de muerte tanto a él como a su familia y le advirtieron de que se portara bien en el juicio.El testigo protegido tendrá que comparecer este lunes en la vista contra el menor de edad único acusado de la muerte del hincha del Deportivo de La Coruña.El fiscal pide ocho años de internamiento y tres de libertad vigilada para ese único acusado de la muerte del seguidor del Deportivo de la Coruña, a quien el Ministerio Público también considera autor de un delito de riña tumultuaria y de otro de tenencia ilícita de armas. La vista oral comenzará a las 10.00 horas y en aplicación de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor se celebrará a puerta cerrada, como ocurre con todos los casos con menores. Tan solo asistirán la jueza, el fiscal y los abogados de las partes, junto a los tres menores acusados y los testigos, entre ellos el protegido, que es la principal prueba contra el acusado de homicidio, y varios agentes de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional. Junto al único acusado se sentarán en el banquillo otros dos menores, también participantes en la pelea mortal entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, a los que el fiscal acusa de riña tumultuaria, en un caso, y de ese mismo delito y de tenencia ilícita de armas, en el otro. Para ambos solicita que se les condene a trabajos en beneficio de la comunidad. El menor acusado de homicidio basará su estrategia en quitar validez al testimonio del testigo protegido ya que, según su defensa, es la única prueba contra el joven, por lo que en las cuestiones previas pedirá a la juez que revoque su declaración, aunque lo más probable es que la magistrada le escuche y decida sobre su validez en la sentencia. Su fallo será clave, puesto que puede "salpicar" a la causa principal que se instruye en el Juzgado de Instrucción Número 20 de Madrid, ya que "no sólo acusa de homicidio al menor sino a muchas más personas". La defensa del acusado de homicidio reclama la nulidad de esa declaración porque entiende que al figurar el testigo como imputado en la causa principal sobre la pelea que se instruye en el Juzgado 20, su declaración no goza de credibilidad.Jesús F.P ya había sido identificado o detenido en más de diez ocasiones desde 2001 por participar en riñas tumultuarias en torno a partidos de fútbol.

El Juzgado de Menores Número 4 de Madrid juzga este lunes al menor de edad acusado de la muerte del hincha de Riazor Blues, Francisco Javier Romero, Jimmy, durante una multitudinaria pelea entre ultras ocurrida el 30 de noviembre de 2014 en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón.

Fuentes jurídicas han informado a Efe de que la vista oral comenzará a las 10.00 horas y en aplicación de la Ley de Responsabilidad Penal del Menor se celebrará a puerta cerrada, como ocurre con todos los casos con menores.

Tan solo asistirán la jueza, el fiscal y los abogados de las partes, junto a los tres menores acusados y los testigos, entre ellos el protegido, que es la principal prueba contra el acusado de homicidio, y varios agentes de la Brigada Provincial de Información de la Policía Nacional.

Precisamente, el juicio se celebrará apenas dos días después de la detención por la Policía de dos hombres por amenazar y coaccionar al testigo protegido. Los detenidos son J.F., alias "El Búfalo", de 41 años, y P.M., alias "Peter Parker", de 35.

Según fuentes de la investigación, los arrestados acudieron a su lugar de trabajo con la excusa de cobrar una deuda pendiente y le amenazaron de muerte, tanto a él como a su familia, advirtiéndole de que se portara bien en el juicio.

El fiscal pide ocho años de internamiento y tres de libertad vigilada para el menor
, único acusado de la muerte del seguidor del Deportivo y a quien el Ministerio Público también considera autor de un delito de riña tumultuaria y de otro de tenencia ilícita de armas.

Junto a él se sentarán en el banquillo otros dos menores, también participantes en la pelea mortal entre ultras del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, a los que el fiscal acusa de riña tumultuaria, en un caso, y de ese mismo delito y de tenencia ilícita de armas, en el otro. Para ambos solicita que se les condene a trabajos en beneficio de la comunidad.

El menor acusado de homicidio basará su estrategia en quitar validez al testimonio del testigo protegido ya que, según su defensa, es la única prueba contra el joven, por lo que en las cuestiones previas pedirá a la juez que revoque su declaración, aunque lo más probable es que la magistrada le escuche y decida sobre su validez en la sentencia.

Su fallo será clave, puesto que puede "salpicar" a la causa principal que se instruye en el Juzgado de Instrucción Número 20 de Madrid, ya que "no sólo acusa de homicidio al menor sino a muchas más personas".

La defensa del acusado de homicidio reclama la nulidad de esa declaración porque entiende que al figurar el testigo como imputado en la causa principal sobre la pelea que se instruye en el Juzgado 20, su declaración no goza de credibilidad.

Según el relato de hechos que presenta el fiscal, uno de los tres menores detenidos atacó con una defensa extensible y con ánimo de causar la muerte a Jimmy cuando éste había caído al suelo tras ser golpeado por otro participante en la riña.

De acuerdo con esa versión, el acusado continuó propinando golpes al seguidor del Dépor ayudado por otros tres jóvenes mayores de edad.

"Posteriormente, y a sabiendas de su crítico estado, alguno de ellos le lanzaron al río Manzanares", añade el escrito, que recuerda que Jimmy sufrió diversos traumatismos en cabeza y abdomen que le causaron lesiones encefálicas y abdominales, con desgarro esplénico y hemorragia aguda que le provocó la muerte.

El Ministerio Público sostiene que los tres menores, de común acuerdo con el resto de participantes, gran parte de ellos armados y con ánimo de atentar contra la integridad física, atacaron de forma indiscriminada a los numerosos aficionados del otro club, que actuaban de igual forma.

Lo más visto