También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Raúl Berzosa, obispo de Ciudad Rodrígo

La posesión "no tiene nada que ver" con la película "El exorcista"

“Silenciar el tema del diablo es darle la batalla ganada, tal y como dijo Pablo VI, pero tampoco se le puede dar el protagonismo que no tiene”. Ante todo no hay que “obsesionarse” con el tema del diablo y con las posesiones. “La gracia de Cristo en mucho mas importante”.

“En este tema lo primero es hablar del diablo y luego de las posesiones y del exorcismo”. “Estos días teólogos, entre comillas, han cuestionado la existencia del diablo, cuando en realidad el diablo existe”.

“Las tentaciones existen. Lo que normalmente hace el diablo es tentarnos como en su día hizo con Cristo, lo que no quiere decir que la tentación sea una posesión”, explica Raúl Berzosa, obispo de Ciudad Rodrigo y periodista en La Mañana. También “existen influjos del demonio en cosas muy concretas”. “A la vez que se acercan más a Dios, las tentaciones e influjos diabólicos son mas grandes”.

La posesión “no tiene nada que ver” con la película “El exorcista”, aclara. “Un poseído –que los ha habido- son gente que desde hace tiempo ha dado al diablo su libertad, su mente y su persona”. “Dios no permite nunca que de la noche a la mañana que el diablo posea a alguien. Lo más sagrado que nos respeta Dios es la libertad, y nunca el diablo tienta por encima de la libertad y de la gracia”.

"Hay juegos –cartas, tableros- que abren la puerta a lo diabólico. Además existen las sectas satánicas donde el diablo es el centro”. “Hasta el 2004 la ciudad y la capital del satanismo era Milán. Hoy lo es Barcelona”, asegura Berzosa.

Hoy en día hay pocas posesiones “en sentido estricto” pero todos los días se dan “influjos diabólicos”. “Hay que quitar sensacionalismo y alarmismo”.

“En todas las diócesis hay exorcistas normales. Todos los sacerdotes por el hecho de confesar, somos exorcistas ordinarios. La confesión es quitar un exorcismo menor. En cada Diócesis existe el Penitencial, el Canónigo experto en todo lo que tienen que ver con el pecado. Además, en algunos lugares se nombra por las circunstancias, verdaderos exorcistas”.

 
Si quieres escuchar la entrevista PINCHA AQUI

Lo más visto