También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
¡Hasta dónde llevan los recortes!

¿Policía o Poliolicía?

La reutilización de piezas y partes de chapa de vehículos en los coches oficiales, afecta a la imagen del Cuerpo Nacional de Policía. Esto es consecuencia de los duros recortes por la crisis, según denuncia el sindicato Unión Federal de la Policía (UFP).
Así lucen algunos coches oficiales tras la reutilización de piezas....
Así lucen algunos coches oficiales tras la reutilización de piezas. Foto UFP

La escasez de medios en el Cuerpo Nacional de Policía afecta también a las reparaciones de sus vehículos, para las que se están utilizando piezas de diferentes coches, de tal manera que este "puzzle" ha provocado rotulaciones tan curiosas como "Poliolicía" o "Pcía" en los laterales de los patrulla. Así lo ha denunciado hoy, en un comunicado, el sindicato Unión Federal de la Policía (UFP) al criticar la "escasez de medios personales y materiales" que sufren los agentes, algunos de los cuales han fotografiado vehículos policiales con rótulos "ridículos". "Son unidades policiales formadas por un puzzle de varios vehículos y posiblemente en su reparación se utilizó material de otras dotaciones policiales", explica la UFP, que considera que "lo penoso es que no existe presupuesto para rotularlos de nuevo". En su opinión, las consecuencias de la crisis económica no pueden llevar "al extremo del ridículo", ya que utilizar coches con rotulaciones de ese tipo puede dañar la imagen de la Policía Nacional e, incluso, provocar enfrentamientos en la calle. El sindicato policial también critica la falta de chalecos antibalas o de guantes anticorte, que "no se entregan de dotación" y que los agentes tienen que adquirir en tiendas especializadas, pagando unos 500 euros por los primeros. Reprocha asimismo a los responsables policiales que sancionen a los agentes que sufren daños en los coches patrulla y no reconozcan accidentes laborales, tal y como la UFP puso de manifiesto en el último Consejo de Policía. Como ejemplo, detalla que una agente de Madrid que sufrió un accidente cuando acudía a un robo, fue suspendida de empleo durante dos días "a pesar de quedar acreditada su prudencia". En otra ocasión no se reconoció como accidente laboral el sufrido por un policía de Tenerife que tuvo un siniestro cuando circulaba con su moto oficial en horario de trabajo. Ante estos hechos, el sindicato policial ofrece un consejo a los políticos: "que doten a las unidades de delincuencia económica de mayor capacidad e independencia de actuación y que aumente su personal y medios, ya que investigando sus desfalcos tendríamos para pintar los coches policiales". "Y no se olviden de establecer una mayor penalidad para los delitos patrimoniales, las malversaciones públicas, blanqueo de capitales... de la que no hicieron mención en su propuesta de reforma penal", les recomienda. La UFP advierte de que "existe una sensación de impunidad con este tipo de delitos ante la carencia de efectivas consecuencias penales", y concluye que "para acabar con estos malversadores no hace falta correr con los vehículos policiales, ni poner en peligro nuestras vidas".

Lo más visto