También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Tras tres años de investigaciones

La Policía Nacional detiene a siete personas por los incendios de cuatro vehículos en Vila-real

Agentes de la Policía Nacional han detenido a seis personas como presuntas autoras de los delitos de estafa y simulación de delito, y también por un delito de daños a un español de 33 años de edad, principal responsable de los fraudes y autor material de los incendios.

Las detenciones se practicaron como consecuencia de cuatro vehículos que ardieron en la localidad de Vila-real, y pese a estar a nombre de personas diferentes y en aseguradoras diferentes, los investigadores establecieron un denominador común, eran todos allegados del presunto autor material.   Los investigadores establecieron que el beneficio obtenido era el resultado de la diferencia entre el valor de compra del vehículo y la compensación que el asegurado conseguía de la compañía aseguradora, ya que los coches que adquirían tenían una matrícula relativamente moderna, de entre tres a cinco años de antigüedad, pero que estaban en mal estado y con un kilometraje elevado, de modo que el precio de compra era muy bajo.   Para lograr el propósito del fraude, era necesario que el resultado del incendio fuera el siniestro total del vehículo, de tal manera que las labores de extinción fuesen infructuosas, para así garantizar que los vehículos se incendiasen rápidamente y con suficiente virulencia para que los coches quedasen totalmente calcinados.   El primer incendio en 2009   El primero de los incendios ocurrió el 30 de marzo de 2009, sobre las tres de la madrugada en la calle Tres Molins de Vila-real. El vehículo se calcinó en un breve espacio de tiempo, alcanzando a otro turismo que se encontraba aparcado a su lado. En este incendio formuló la denuncia uno de los ahora detenidos, español de 33 años de edad, siendo el vehículo propiedad de su compañera sentimental en aquel año.   Tomador del seguro, el padre   El segundo, ya en el mes de octubre del mismo año, en la calle Nebot de la misma localidad, sobre la misma hora del primer incendio, se calcinaba por completo un monovolumen que resultó ser propiedad de la misma mujer que el incendiado en el mes de marzo.   Estos dos vehículos estaban asegurados en diferentes compañías, teniendo ambos como tomador del seguro al padre del cabecilla del fraude, el hombre de 33 años, recibiendo la familia más de 32.000 euros de indemnizaciones.   Después de año y medio, un nuevo incendio   Ya en febrero de 2011 se desata un nuevo incendio en la localidad, esta vez en la avenida Italia, sobre las dos de la madrugada. El vehículo estaba a nombre de una mujer, que resultó ser la nueva compañera sentimental del principal sospechoso tras los dos incendios de 2009.   El último fraude se produjo el nueve de diciembre del pasado año, en la misma calle Tres Molins que el primero ocurrido en marzo de 2.009, aunque en esta ocasión sobre las dos y media de la madrugada, se inició un incendio en un vehículo de alta gama de tal intensidad que alcanzó a otro turismo que dejó en cenizas. De nuevo la propietaria del vehículo en el que se inició el fuego, fue identificada como la madre de su nueva compañera sentimental, y el tomador del seguro, el hermano de ésta.   Como consecuencia de las gestiones realizadas, se pone fin a la investigación policial en torno al incendio en Vila real de estos vehículos, con la detención del presunto autor material y cabecilla del fraude, de las tres mujeres que habían sido sus parejas, a su padre como tomador del seguro de los primeros dos vehículos, a la madre y al hermano de una de sus parejas como presuntos autores de los delitos de estafa y simulación de delito, responsabilizando además al autor material por un delito de daños.

Lo más visto