También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Todos denunciaron el robo de su móvil

La Policía Nacional detiene en dos días a cinco personas por simulación de delito y estafa

La Policía Nacional ha detenido a cinco personas como presuntas autoras de los delitos de estafa y simulación de delito, tras denunciar falsamente robos violentos que nunca ocurrieron, con el único fin de cobrar el seguro.

El pasado 15 de diciembre se recibía una denuncia en la comisaría de Castellón, en la que un hombre denunciaba un robo violento en la calle Villafamés de Castellón. Según denunció, mientras caminaba por dicha calle hablando por teléfono se le acercó una persona que de un fuerte tirón le arrancó el teléfono y huyó a la carrera.   Con la investigación posterior, los agentes averiguaron que el móvil se lo sustrajeron al descuido mientras se encontraba trabajando, por lo que este ciudadano brasileño de 33 años de edad es detenido como presunto autor de una simulación de delito y estafa, ya que tras la denuncia había recibido de la aseguradora un teléfono nuevo.   El 19 de diciembre, se recibía otra denuncia en la que una mujer española junto a su hija, denunciaba que la joven fue víctima de un robo con violencia. Supuestamente mientras su hija se encontraba sentada esperando por ella en la calle Levante de la ciudad se le acercó un hombre con una sudadera con capucha, le arrancó el móvil de las manos y huyó a la carrera.   Tras la investigación posterior del robo, los agentes averiguaron que el móvil le había sido sustraído a la joven al descuido mientras lo llevaba en la mochila, y que denunciaron los hechos para dar parte al seguro de hogar, del cual ya habían recibido la compensación económica, por lo que ambas fueron detenidas como presuntas autoras de la simulación de un delito y estafa.   Unos días más tarde, el 22 de diciembre se recibía una nueva denuncia en la que un hombre, en compañía de una mujer que aseguraba haber sido testigo del robo, durante el cual, se le acercaron dos varones, dando de ellos un empujón por la espalda, por el cual se cayó al suelo, aprovechando el otro para arrancarle el teléfono de las manos. Los agentes averiguaron que lo que realmente ocurrió fue un extravío o una sustracción al descuido en una discoteca de Barcelona.   Ante lo ocurrido, los agentes detuvieron a la pareja española, hombre y mujer de 27 y 23 años de edad, respectivamente, como presuntos autores de la simulación de un delito y tentativa de estafa, ya que a pesar de haber reclamado la indemnización a la aseguradora, aún no había recibido el pago.   La Policía recuerda que la denuncia de robos con violencia o intimidación, cuando éstos no han ocurrido, suponen un grave trastorno para el funcionamiento diario y un mal aprovechamiento de los recursos humanos y materiales del servicio policial.  

Lo más visto