También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Los detenidos amenazaron a sus víctimas con armas blancas

La Policía Nacional detiene, en dos actuaciones policiales, a dos individuos tras amenazar de muerte a sus respectivos vecinos

Ambas actuaciones tuvieron lugar de madrugada en las barriadas de la Magdalena y de Cañero respectivamente

Agentes de la Policía Nacional han procedido a la detención, en dos actuaciones policiales llevadas a cabo durante la madrugada del pasado día dos de mayo, de dos varones, de 45 y 49 años, como presuntos autores de un delito de amenazas graves a sus respectivos vecinos. La primera detención tuvo lugar sobre la una de la madrugada del día dos, tras recibirse numerosas llamadas en la Sala Operativa del 091 en las que se alertaba sobre una riña en un patio de vecinos próximo a la Magdalena, en la que, al parecer, uno de los implicados estaba amenazando al otro con un cuchillo. Por tal motivo se comisionó rápidamente hasta el lugar a varios indicativos policiales, cuyos integrantes a su llegada pudieron comprobar como efectivamente había un individuo acorralando a una persona, a la vez que esgrimía un cuchillo de grandes dimensiones, y al percatarse de la presencia policial inmediatamente trató de deshacerse de la referida arma blanca, razón por la cual los agentes procedieron a identificar a ambas partes, manifestando la víctima, que minutos antes se había encontrado con su vecino en la vía pública y este comenzó a insultarlo y a amenazarlo de muerte, si bien hizo caso omiso para evitar problemas, pero cuando regresó a su domicilio fue abordado por su conocido, por lo que avisó a la policía al temer que su vecino cumpliera sus amenazas, razón por la cual los agentes procedieron a la detención del agresor, interviniéndole el cuchillo con una hoja de 57 cm de largo y 43 cm de ancho.  La segunda actuación policial se llevó a cabo a penas una hora después, tras ser alertada la Policía de un altercado en la barriada de Cañero, constatando los actuantes comisionados a la zona, como en las proximidades de una casa había una persona con la cara manchada de sangre, y junto a ella otro individuo, que al percatarse de la presencia policial arrojó una navaja al suelo. Una vez que los agentes se entrevistaron con ambas partes tuvieron conocimiento que estas personas eran vecinos del barrio, habiendo tenido una disputa el día anterior, si bien finalmente no se habían denunciado, optando uno de ellos, el ahora detenido, por personarse en el domicilio de su vecino, golpeándole la puerta con su muleta, y al abrir la puerta le golpeó con la referida muleta, a la vez que le amenazaba con acabar con su vida, mostrándole una navaja, por lo que los agentes detuvieron al agresor.