También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Buscan pistas en su domicilio y estudian las lesiones

La Policía investiga posible asesinato de la mujer atropellada en Bilbao

Tras el intento de suicidio de su exmarido, se piensa que este pudo haber acabado con la vida de Leyre Rodríguez, y que no fue solo víctima de un atropello cuyo presunto autor se habría dado a la fuga, como se creía.

La Policía vasca examina durante todo el día de hoy exhaustivamente el domicilio donde vivía Leyre Rodríguez, la mujer que murió atropellada en Bilbao el pasado 8 de agosto, en busca de indicios de si la víctima fue asesinada previamente, en un nuevo caso de violencia machista a manos de su exmarido. Varios agentes de la unidad científica de la Ertzaintza han iniciado pasadas las diez de la mañana el registro del domicilio, ubicado en el barrio de Ollargan, muy cerca del lugar donde fue atropellada. A las tres de la tarde han sido relevados por otro equipo que ha continuado con el análisis del piso. A las siete de la tarde el registro continuaba, y según fuentes policiales el examen se prolongará todo el día. Los agentes buscan indicios de una posible agresión a la víctima en la vivienda que pudiera haber acabado con su vida antes del atropello, según fuentes de la investigación. La Policía investiga también si las lesiones detectadas en la autopsia a la mujer, entre ellas una herida en la base del cráneo, son compatibles con el atropello o revelarían una agresión anterior. En un principio se pensó que la mujer murió atropellada por un vehículo que se dio a la fuga, pero el caso dio un giro el martes, cuando el exmarido intentó suicidarse tirándose a las vías del tren, el mismo día en que había sido citado por la Ertzaintza para inspeccionar su coche. Ahora el exmarido aparece como el principal sospechoso del presunto crimen, mientras permanece en estado crítico en el Hospital de Cruces. El análisis de su vehículo por la Policía científica debería desvelar si aparecen en su carrocería señales de embestida, en busca de pruebas que confirmen si la mujer murió en el atropello o ya había fallecido cuando su cuerpo fue arrollado. El pasado miércoles fue detenido otro hombre, de origen magrebí, un conocido del exmarido, por su posible relación con el caso. El exmarido había mantenido varias conversaciones con este conocido antes del atropello. Ha pasado esta tarde a disposición judicial, sin que la Ertzaintza haya facilitado más datos al encontrarse el caso bajo secreto de sumario. Se espera que hoy mismo el juez decida sobre su ingresa o no en prisión. Mientras, se suceden las muestras de repulsa una vez conocido que el caso es presuntamente un crimen de violencia de género, y esta tarde, a las ocho, se celebrarán nuevas concentraciones en las tres capitales vascas. Además, continúan los llamamientos a los ciudadanos, como el que hoy ha realizado el Ayuntamiento de Bilbao, para que se "impliquen" y colaboren en conseguir que en las fiestas haya "tolerancia cero" hacia las agresiones sexuales, tras un verano con varias denuncias en el País Vasco por este motivo. "No es no. Insistir es acosar. Acosar es agredir" es el lema de la campaña puesta en marcha por el consistorio bilbaíno a favor de unas fiestas de Aste Nagusia, que comienzan mañana, basadas en la igualdad y el respeto y libres de agresiones sexuales.