También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Mediodía 14 febrero 2017

La polarización no conviene a nadie

La nueva dirección de Podemos, salida del Congreso de Vista Alegre II, todavía no ha empezado a tomar decisiones. Pero lo lógico es que en poco tiempo la visibilidad de Errejón y sus seguidores disminuya. Pablo Iglesias, desde el pasado domingo, tiene las manos más libres para desarrollar su estrategia de radical cuestionamiento de las instituciones. Algunos análisis estiman que un Podemos más radical puede actuar como antídoto, y favorecer que un sector mayoritario de la sociedad española apueste por el constitucionalismo. Como además Iglesias no quiere pactar con el PSOE, a corto y a medio plazo la situación política española sería relativamente tranquila. Sin embargo no podemos olvidar que la polarización que encarna Iglesias es un tóxico que dificulta la construcción de una vida buena. La dialéctica del enemigo envenena las relaciones y mina el reconocimiento y la confianza de los ciudadanos. Sin reconocimiento y confianza es difícil la convivencia en una sociedad plural. Por otra parte la polarización, lo estamos viendo en la escena internacional, siempre beneficia al más radical. En ese sentido la victoria de Iglesias no es una buena noticia, y no debe impedir una renovada apuesta por subrayar lo que nos une.

Lo más visto