También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
Por presuntos vertidos ilegales

La Plataforma No a la Contaminació presenta 694 adhesiones a la denuncia contra Reyval

Esta plataforma ha entregado a Fiscalía 694 adhesiones a su denuncia contra los presuntos vertidos ilegales en la planta de tratamiento y en el vertedero de L'Alcora.

Desde la Asamblea Permanente contra la Incineradora de l?Alcora, se aprobó dar a conocer, la denuncia presentada por la Plataforma el 12 diciembre de 2012 a los ciudadanos de las comarcas próximas afectadas por la actividad del tratamiento de residuos tóxicos y peligrosos que  la empresa Reyval gestiona en l?Alcora. En ella se denunciaba la existencia de una analítica realizada en los piezómetros (pozos)  de la planta,  con niveles de plomo y selenio por encima de los límites legales que marca el decreto 60/2011 para garantizar la calidad de las aguas y que se ha visto reforzada con dos analíticas  más con el mismo resultado.   También se denunciaba el tratamiento de residuos no autorizados en el proceso de inertizacion, que ahora sabemos  son más de 800 toneladas, que han ido a parar al vertedero que gestiona Reyval en el Regatell, con el consiguiente riesgo de afección del acuífero y las aguas superficiales del pantano de Mª Cristina que abastece a la Plana.   La forma de gestionar los residuos inertizados en el vertedero también preocupan a la Plataforma, al poder observar como residuos teóricamente inertizados en un proceso de estabilización-solidificación se ven dispersados en el terreno, sin que la solidificación se pueda producir de manera segura, lo que también se ha denunciado en el texto presentado a la fiscalía y que ahora se ve reforzado con casi 700  adhesiones a la misma.   Esta denuncia, una más de las que se han presentado contra Reyval, pretende que desde Fiscalía se investiguen todas estas cuestiones,  en aras de conocer si esta nefasta gestión de residuos peligrosos ha provocado la contaminación de las aguas subterráneas  o superficiales del pantano de Mª Cristina y pretende ser un aviso a las empresas de gestión de residuos de que no se puede pasar por encima de la legislación vigente, exigiendo  a las administraciones públicas competentes un mayor control  , sobre todo de los residuos tóxicos y peligrosos.