También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Persecución en Lahore

De 

El fin de semana pasado, la ciudad paquistaní de Lahore ha visto arder cientos de casas de ciudadanos cristianos. La razón no es otra que una nueva denuncia de blasfemia. La víctima es un comerciante cristiano que gracias a la intervención de las autoridades y a la investigación policial ha sido exculpado de todos los cargos.En Paquistán este tipo de denuncias, siempre falsas, se han convertido en un recurso deleznable en manos de vecinos sin escrúpulos o de radicales islamistas. Frente al odio con el que se comportan los denunciantes y las turbas que los secundan, los cristianos de Paquistán han optado por la no violencia activa. En esta ocasión, en protesta por los incendios del fin de semana, los colegios cristianos de Lahore han cerrado sus puertas, mientras los responsables de la comunidad reclamaban la protección efectiva de los derechos de las minorías.En otras ocasiones los cristianos, como es el caso de Shabazz Bhatti o de Asia Bibi, responden con su libertad, con sus bienes y con su vida. Y mientras tanto, en medio de todo esta injusticia y sufrimiento, la comunidad internacional guarda silencio ante la masacre de las minorías cristianas en el mundo musulmán, y para los grandes medios de comunicación apenas se trata de noticias de tercera fila, de las que nunca se extraen consecuencias.   

Lo más visto