También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | El Juli pierde el triunfo por la espada

Perera, rotundo en Santander

El diestro Miguel Ángel Perera salió a hombros este jueves del coso de Cuatro Caminos tras realizar una faena firme y rotunda a su primer toro. Padilla fue volteado en su primero y El Juli se dejó escapar el triunfo por la espada.
Perera en su salida a hombros este jueves en Santander....
Perera en su salida a hombros este jueves en Santander. CHOPERATOROS.COM

Santander, jueves 25 de julio de 2013. 5ª de Feria. Corrida de Beneficencia. Lleno. Tres toros de Garcigrande (1º, 2º y 6º) y tres de Domingo Hernández (3º, 4º y 5º), desiguales de cabezas y remate. Conjunto bajo de raza que enlotó dos buenos toros en la muleta, nobles y enclasados, 1º y 3º. Juan José Padilla, oreja tras aviso y silencio tras aviso. El Juli, saludos y saludos tras aviso. Miguel Ángel Perera, dos orejas y silencio tras aviso.Doble minuto de silencio. Uno antes del paseíllo y otro después. No quisieron los toreros y cuadrillas dejar de mostrar su respeto y duelo por el trágico accidente ferroviario en Santiago de Compostela. Respeto y emocionante silencio en ambas ocasiones. Después, la corrida de Justo Hernández con los dos hierros de la casa ofreció demasiadas desigualdades. Tanto en remate, como en cabezas y en comportamiento. El encierro sólo se igualó en su justo fondo de casta. Entre los lidiados destacó el tercero, un coloradito bien hecho que embistió con temple y buen son a los engaños de un Miguel Ángel Perera que se mostró dispuesto desde el capote. Quitó por chicuelinas y muleta en mano, el extremeño no bajó el pistón desde el principio al final del trasteo. A los ya habituales pases cambiados con los que inció la faena, Perera sumó después los momentos de mayor peso y poso del festejo. Hubo mando, largura y buen trazo a derechas. Todo muy ligado, siempre dejando la muleta en la cara del toro para provocar esa ligazón. A izquierdas sólo una tanda con el toro menos claro por este lado. Y después, su ya habitual atracón de toro en las cercanías. Haciendo verdaderos 'ochos' con el toro girando alrededor de su anatomía. Y la estocada, arriba, volcándose sobre el morrillo para amarrar el triunfo que cayó con el clamor de los tendidos.Pese a tener el triunfo ya en el bolsillo, Perera quiso salir también a por todas en el sexto. Pero el toro, el más ofensivo de pitones pero de escasa anatomía, fue distinto. Más apagado, el de Puebla de Prior esta vez se pasó de faena, intentó buscar demasiado las vueltas a un toro que no las tenía. Acabaron los tendidos pitando y recriminando el intento de Perera de armar un trasteo que no iba a ningún camino.Quien tuvo el triunfo muy cerca fue El Juli. Al madrileño sólo le separó de la salida a hombros su mal uso de la espada y del descabello. Mal remate para dos actuaciones plenas de técnica y raza. Su primero, un terciadito salpicado, tuvo siempre la tendencia a salir suelto de las suertes. El Juli, todo valor, supo ir metiendo al toro en su poderosa muleta, alargando un viaje que de primeras tendió a ser de menor extensión. A izquierdas, a regañadiente, el toro de Garcigrande acabó tragando y embistiendo. Y un final por bernadinas, emocionante y ajustado. Pero la manía de El Juli de salirse en exceso de la suerte en el momento del embroque al entrar a matar hizo que pinchase y todo quedase en una ovación final.Más mérito tuvo la faena al bastote quinto. El Juli trenzó una faena de un gran nivel técnico, limando defectos y haciendo embestir al final a un bruto que no acaba de entregarse. Todo entrega, Julián hizo tragarse al de Domingo Hernández lo que no quería. Por ambos pitones. Faena grande que iba camino del doble trofeo pero que de nuevo echó al traste la suerte de matar. Esta vez, tanto se salió El Juli de la suerte que el estoque acabó haciendo guardia. Ésto, unido la fallo con el descabello dejaron al madrileño sin triunfo.El otro buen toro del festejo fue el que abrió plaza. Un 'garcigrande' que embistió con temple y ritmo desde que salió por chiqueros. Enfrente estuvo un animoso Padilla que no terminó de aprovechar el buen juego de su oponente. Muy destemplado, el jerezano buscó pronto la conexión con los tendidos con circulares y otros 'fuegos artificiales' que no merecía el toro del hierro salmantino. Un toro que le propinó un gran susto a Padilla tras el primer pinchazo. El toro hizo por el torero persiguiéndole y levantándole los pies del piso en los medios. Después llegó la paliza en el suelo y el milagro de salir sin cornada alguna del trance. Eso sí, Padilla se llevó un corte en la mano y en la cabeza.De la enfermería salió Juan José para hacer frente al cuarto, el garbanzo negro del festejo. Un toro que les puso las cosas difíciles a la cuadrilla en el tercio de banderillas y con el Padilla se mostró de nuevo voluntarioso.

Lo más visto