También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
MÁLAGA

Perera, dominio de la situación

Miguel Ángel Perera fue el gran triunfador este jueves en Málaga, donde cortó dos orejas, imponiéndose a la adversidad ganadera en un festejo mixto en el que Diego Ventura logró un apéndice.
Miguel Ángel Perera con una de las dos orejas cortadas...
Miguel Ángel Perera con una de las dos orejas cortadas este jueves en Málaga. FIT

El primero de Ventura fue un toro colaborador, de nobles y prontas en sus embestidas, lo que aprovechó el jinete hispanoluso para diseñar una labor de alto nivel.Destacó en el recibo con Altazona, pero, sobre todo, los momentos de mayor intensidad los protagonizó sobre Nazarí en banderillas, llevando siempre al toro muy enceladito a dos pistas, y con Maño, con quiebros, recortes y adornos, con los que hizo las delicias de los tendidos malagueños, que le premiaron con un merecido apéndice.El cuarto fue bien distinto, un toro manso y complicado, moviéndose a arreones y sin ninguna fijeza. La faena de Ventura, de mucha entrega, contó con los pasajes más estimables a lomos de Chalana, principalmente en los "efectos especiales". Con Remate subió el diapasón de su faena con las cortas al violín en el epílogo de una labor malograda a última hora con la espada.El Juli, sin toros propicios para su estilo tan poderoso, estuvo también toda la tarde a medio gas.El madrileño apechó en primer lugar con un toro tan noble y dócil, como falto de raza y fondo. El madrileño diseñó una faena correcta, con tandas sobre la mano derecha de muletazos largos y templados, limpios y ligados, pero con poquito ajuste y sin la transmisión requerida para lograr la emoción.El toro se vino a menos enseguida y, en consecuencia, la faena se acabó diluyendo. Pinchó el torero antes de dejar la estocada, y fue ovacionado.El quinto no tuvo ni un pase. El Juli trató de estructurar una faena a todas luces imposible por la nula colaboración del astado, con el que, por si fuera poco, anduvo mal en la suerte suprema.Buena tarde la firmada hoy por Miguel Ángel Perera, que fue, a la postre, el triunfador.En su primero dejó constancia de su gran concepto del toreo ante el mejor toro de la corrida. A los bonitos lances a pies juntos c Cambiados por la espalda dieron paso a una labor de notable dominio y hondura sobre la derecha. Todo con mucha importancia y, sobre todo, belleza. Funcionó la espada y logró una oreja de peso.El sexto fue un toro manso pero con la virtud de la movilidad, y Perera estuvo muy firme con él, toreando con suficiencia y aplomo en un primer tramo de faena en el que logró muletazos meritorios. Ya con el toro prácticamente en las últimas, el extremeño exhibió su labor, con un arrimón final, dejándose acariciar los muslos con los pitones de mucho calado.Lástima de los dos bajonazos finales, lo que enturbiaron, en cierta parte, su quehacer, mas a los tendidos les dio igual, pidieron con fuerza las dos orejas para Perera, premio que el presidente dejó el singular, privándole de la puerta grande (en Málaga es necesario cortar dos orejas de un mismo toro) y provocando el enfado general, llevándose una bronca tras el arrastre del toro.

FICHA DEL FESTEJO

Málaga, jueves 20 de agosto de 2015. 4ª de Feria. Algo más de tres cuartos de plaza.

Dos toros de Fernando Sampedro reglamentariamente arreglados para rejones -primero y cuarto-, bueno el primero y complicado el otro; y cuatro en lidia ordinaria de Victoriano del Río, justos de presentación y descastados. El quinto fue pitado en el arrastre.

El rejoneador Diego Ventura, oreja y ovación.

Julián López "El Juli", ovación y silencio.

Miguel Ángel Perera, oreja y oreja tras aviso.

Lo más visto