También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
TOROS | Las Ventas

Pepe Moral, también en Madrid

El diestro sevillano demostro este domingo en Las Ventas que es un torero recuperable tras cortar una oreja y dar una vuelta al ruedo. Rafael Cerro confirmó dignamente la alternativa y resultar herido en el sexto.
Pepe Moral mostrando la oreja conquistada este 15 de agosto...
Pepe Moral mostrando la oreja conquistada este 15 de agosto en Las Ventas. EFE

Siete años después de su puerta grande como novillero en Las Ventas. Una carrera más que cayó en el olvido tras la alternativa y sólo tres festejos en los últimos cuatro años. Llegó el Corpus y el primer toque de atención en su Sevilla. Dos orejas a un sobrero del Conde de la Maza. Sustitución en Pamplona y una oreja de peso. Y como premio, su inclusión en Madrid el día de La Paloma. 15 de agosto de esperanzas que confirmar y mostrar. Pepe Moral se presentaba con ese bagaje este viernes en Las Ventas y a punto estuvo de salir a hombros. Tarde de confirmación de un torero más que recuperable que se ha ganado a pulso contar. Otra cosa será que le sirva y se le abran puertas. En Madrid, Otoño debe ser el examen final. Merecido premio el ganado en el ruedo.Salió a por todas desde el principio Pepe Moral, que saludó con buen aire en el recibo a la verónica y comenzó la faena en el centro del ruedo, por estatuarios. El toro de El Torero aunó clase y ritmo en sus embestidas. Moral acompañó con temple y armonía por el pitón derecho y se rompió más mediada la faena. Hubo naturales de gran trazo y expresión. Nunca bajó el diapasón de la intensidad el sevillano, que remató su obra de un perfecto volapié. La oreja cayó por mayoría en la petición.Con la Puerta Grande entreabierta, hubo pique en quites en el quinto. Cerro lo hizo por saltilleras y Moral por chicuelinas que remató con una soberbia larga a una mano. El de El Torero era remiso a embestir, había que poner mucho por parte del torero. Pepe abusó del cite perfilero y de dejar retrasada la muleta. Hubo, eso si, de nuevo buena expresión y gusto en las forma del sevillano. Pero la posibilidad del trofeo se esfumó al pinchar hasta en dos ocasiones. La vuelta supo a premio de consolación.Quien también dejó muestras de valor fue Rafael Cerro. El extremeño llegaba a Las Ventas para confirmar su alternativa. Y se gustó con el capote con el toro de la ceremonia. Temple, compás y expresión en las verónicas y en una larga a una mano. Después el toro de El Torero colaboró a medias. Se dejó más por el pitón izquierdo, pero le faltó un último tranco a su embestida. Sumó muchos pases el extremeño pero sin sustancia. Sin embargo, donde sumó puntos Cerro fue con el que cerró el festejo. Un animal astifino y musculado que le prendió cuando toreaba de muleta por el pitón derecho. Con un derrote le desequilibró y en el siguiente le hirió. Parecía que iba camino de la enfermería en volandas de sus compañeros pero su raza le hizo volver a la cara del toro pese a estar visiblemente mermado de facultades. Hubo quietud por concepto y por necesidad de la herida. Cerro no quiso perder la oportunidad y terminó de pasaportar a su oponente. La ovación que saludó fue el reconocimiento a quien no se arrugó pese a la sangre vertida.Quien dejó detalles sin terminar de rematar toda la tarde fue César Jiménez. Tuvo fondo el basto y frentudo segundo, al que Jiménez realizó una faena con altibajos y de intensidad creciente. Las primeras tandas a derechas resultaron demasiado enganchadas. Después al natural mejoró la limpieza pero sin acabar de romper las tandas. Lo mejor llegó en las dos últimas series, con el toro embistiendo con raza y entrega y César rompiéndose más y sin dejarse tropezar el engaño. Pero un feo bajonazo y varios descabellos empañaron lo realizado por el de Fuenlabrada.Menos historia tuvo la faena al cuarto, un salpicado al que a penas que le quedaban dos semanas para cumplir los seis años. El toro se movió sin gracia ni entrega y Jiménez se enfrascó en una faena larga e insustancial que no tomo vuelo nunca. FICHA DEL FESTEJO Madrid, viernes 15 de agosto de 2014. Festejo del día de Virgen de la Paloma. Un cuarto de plaza. Toros de El Torero, correctos de presentación y de hechuras desiguales. Más cuajados los tres últimos. Manejable el primero, encastado y a más el segundo y noble y enclasado el tercero. Los tres últimos más sosos. César Jiménez, saludos tras aviso y silencio. Pepe Moral, oreja y vuelta tras aviso. Rafael Cerro, que confirmaba, saludos tras aviso y saludos. PARTE MÉDICO DE RAFAEL CERRO: "Herida por asta de toro en el tercio superior de la cara interna del muslo izquierdo con dos trayectorias; una hacia arriba de 15 cms que alcanza la rama pubiana izquierda, y otra hacía adentro de 15 cms, que causa destrozos en músculos abductores. Es intervenido en la enfermería de la plaza de toros y se traslada al hospital al Virgen del Mar. Pronóstico menos grave".

Lo más visto