También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Peligro de convertir la justicia en espectáculo

La partes acusadoras del caso Nóos entregan hoy al juez Castro los escritos donde aparecen los imputados. Es conocido que el fiscal puede solicitar hasta 19 años de cárcel para Iñaki Urdangarín, que tendrá que responder por ocho delitos, y que la infanta Cristina podría ser condenada a pagar una multa de 600.000 euros. Junto a ellos, un buen número de imputados más y una lista de delitos como fraude, prevaricación, malversación de dinero público, tráfico de influencias, falsedad, estafa, falsificación o blanqueo de capitales.La contaminación mediática de un caso así parece inevitable, pero se avecinan días complicados en los que convendría dejar trabajar a los jueces. Es importante que la Justicia funcione bien, que sea verdad que las grandes estafas y los robagallinas tengan su castigo justo y proporcionado, según el caso, y es importante también que así sea percibido por la ciudadanía. Pero no es menos importante que todos hagamos un ejercicio de responsabilidad para que el ruido que se genera en torno a un escándalo así, no traslade a los españoles la sensación de que todo está podrido, y cunda una suerte de fatalismo generalizado que no ayuda en absoluto a levantar cabeza. Ejemplaridad sí, igualdad de todos los ciudadanos ante la Ley también, pero rigorismo justiciero y justicia-espectáculo no. Es mucho lo que está en juego y debemos apelar al buen juicio y a la prudencia para no terminar ventilando en los platós de televisión lo que es propio de los tribunales.

Lo más visto