También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
DÉCIMO ANIVERSARIO

Pedro Sanz reconoce la labor de integración social realizada por el Centro de Menores Virgen de Valvanera

Sanz ha destacado que de los 284 menores atendidos en estos 10 años sólo el 22,01% han reingresado en algún momento después de finalizar una medida anterior y únicamente el 7,04% ha ingresado en algún momento en un centro penitenciario tras pasar por el ‘Virgen de Valvanera’.
  • cope.es
  • cope.es

El presidente del Gobierno de La Rioja, Pedro Sanz, ha visitado hoy el Centro Educativo de Menores Virgen de Valvanera coincidiendo con el décimo aniversario de su entrada en funcionamiento y ha expresado su reconocimiento y admiración por el trabajo que está realizando el equipo de profesionales que trabaja en el mismo, “favoreciendo la integración social y laboral de 284 menores infractores, a los que se ha ofrecido la oportunidad de comprender el error cometido para que no lo repitan y de adquirir una formación que mejore sus posibilidades de lograr su plena inserción social”. En este sentido, Pedro Sanz ha destacado que de los 284 menores atendidos en estos 10 años sólo el 22,01% han reingresado en algún momento después de finalizar una medida anterior y únicamente el 7,04% ha ingresado en algún momento en un centro penitenciario tras pasar por el ‘Virgen de Valvanera’. Pedro Sanz, que ha estado acompañado en la visita por el consejero de Presidencia y Justicia, Emilio del Río, la alcaldesa de Logroño, Cuca Gamarra, y la directora del centro, María Hernández, ha recordado que este centro supuso la recuperación del antiguo Chalet de Sabas, un edificio emblemático para la ciudad de Logroño que fue proyectado por el arquitecto Fermín Álamo en 1932. En su recuperación, el Gobierno de La Rioja invirtió 2.931.000 euros. El Centro, que depende de la Consejería de Presidencia y Justicia, abrió sus puertas el 28 de enero de 2004 con la finalidad de ejecutar el servicio de acogida y reinserción social de menores en ejecución de medidas de internamiento y de medio abierto, dictadas por el Juzgado de Menores. Asimismo, ha señalado que en el centro, que dispone de 21 plazas -19 ocupadas en este momento-, trabaja un equipo integrado por 34 personas entre psicólogos, trabajadores sociales, profesores y educadores especializados que realizan un proyecto educativo individualizado para cada menor. El Centro cuenta con presupuesto de 1.634.994 euros para este y el próximo ejercicio. En estos diez años de funcionamiento, el centro ha atendido a 284 menores, pero como algunos han reingresado en más de una ocasión o han debido realizar distintas medidas en régimen de internamiento, abierto, semiabierto o cerrado, el número total de casos contabilizados asciende a 497, de las cuales 418 afectaron a chicos y 79 a chicas. De estos 497 casos, el 33% corresponden a menores extranjeros. Medidas y actividades que se ejecutan en el Centro en la actualidad Por otra parte, el presidente del Ejecutivo riojano ha indicado que en la actualidad se están ejecutando en el centro 33 medidas. En este sentido, ha explicado que en el centro se encuentran 19 menores en internamiento (9 con régimen semiabierto, 8 con régimen cerrado y dos en fin de semana) y 11 menores en libertad vigilada. Entre las actividades que se desarrollan en el centro, Pedro Sanz ha destacado el programa de competencia psicosocial Jabato, que fomenta el autoconocimiento, la autoestima y el pensamiento flexible, entre otros, como paso previo al entrenamiento de otras competencias personales que ofrecen a los menores herramientas para resolver problemas y dilemas morales y les dan capacidad de autocontrol y habilidades sociales. Este año están participando en este programa 17 menores, siete en el turno de mañana y 9 en el de tarde. Del mismo modo, ha subrayado la importancia de los programas formativos, entre los que figura el Programa de Cualificación Profesional Inicial (P.C.P.I.) de operario de electricidad y albañilería que se imparte en el propio centro y permite avanzar en la integración social y laboral de los menores, dado que se trata de formación reglada y oficial. En este sentido, cabe recordar que estos programas están destinados a menores de entre 16 y 21 años que no han terminado la etapa escolar obligatoria y precisan de una intervención académica adaptada e individualizada que les facilite la preparación para acceder al mundo laboral, pero también incide en la promoción de valores y actitudes sociales, dado que en este caso se trata de menores que han sido juzgados por la comisión de un delito de tipo penal y están cumpliendo una medida judicial. Desde su puesta en marcha en 2008, en el Programa de Calificación Profesional Inicial de operario de electricidad y albañilería’, han participado un total de 67 menores y, en el presente curso, cuenta con 11 alumnos. Pedro Sanz ha recordado que los alumnos que sean capaces de superar el programa podrán continuar el próximo año el segundo nivel de PCPI, integrándose en un marco académico más normalizado en los centros de estudios de la Comunidad y, tras la superación del mismo, podrán realizar un Grado Medio en la especialidad que elijan o bien continuar su formación académica en Bachillerato. En cuanto a los alumnos que no superen el programa, el centro elabora un Itinerario de Inserción Sociolaboral Individualizado para integrar a los alumnos en el mercado laboral. Por último, y para facilitar dicha inserción laboral, el centro, que actualmente gestiona el Centro de Menores Virgen de Valvanera, Fundación Diagrama, cuenta con una red de 25 empresas en las que los alumnos pueden realizar prácticas para adquirir una visión más directa del mundo laboral. Actividad del Centro de Menores Valvanera en 2013 Durante 2013, el centro ha atendido a 62 menores con edades comprendidas entre los 14 y los 18 años, de los cuales 50 han cumplido medidas de internamiento (en régimen abierto, semiabierto, cerrado y/o de fin de semana) y 12 medidas de libertad vigilada. De los 62 menores atendidos, 36 eran de nuevo ingreso y 26 habían iniciado su medida judicial en años anteriores. Respecto al sexo de los menores, 50 eran chicos y las 12 restantes, chicas, con una edad media de ingreso de 16,25 años. Y, por nacionalidades, el 58,07% eran españoles y el 41,93% restante, extranjeros. El delito más habitual entre los menores del centro ha sido el robo (29,31%), seguido del quebrantamiento de medida (15,51%) y del maltrato en el ámbito familiar (13,79%). Por otro lado, el pasado año 26 menores participaron en uno o varios cursos de Formación Profesional (PCPI, Casas de Oficio, Escuelas Taller….) en el propio centro o fuera del mismo. Del mismo modo, 12 familias de menores internados han participado en el proyecto Senda de Participación Familiar, que ha celebrado tres encuentros sobre la adolescencia, la educación, las normas y valores y la prevención de conductas de riesgo. Medidas de régimen abierto y reinserción social Por otro lado, el Gobierno de La Rioja destinará 596.808 euros para el servicio de ejecución de las medidas en régimen abierto y reinserción social de los menores infractores en nuestra comunidad. Este gasto, se llevará a cabo en los ejercicios 2014 (248.670 euros), 2015 (298.404 euros) y 2016 (49.734 euros). En concreto, se trata de las medidas de régimen abierto y reinserción social que dictamina el juez para los menores infractores de nuestra comunidad: libertad vigilada, tareas socioeducativas y prestaciones en beneficio de la comunidad. Todo ello coordinado por un equipo técnico multidisciplinar compuesto por un director, seis educadores, un trabajador social y un auxiliar administrativo (a media jornada). Los fines de la aplicación de este tipo de medidas son, principalmente, aunar el control como respuesta jurídica y la educación como elemento social, además de evitar la reincidencia del menor y su internamiento. Por ello, el trabajo que se realiza con los jóvenes aspira, entre otros objetivos, a lograr que se responsabilicen de su conducta y de las consecuencias que los hechos cometidos puedan acarrear; facilitar su proceso de maduración, y realizar intervenciones en el ámbito familiar (informativas en la mayor parte de los casos). Asimismo, el Gobierno de La Rioja destinará 34.328 euros a la Asociación Riojana para la Atención de Personas con problemas de drogas (ARAD) para ejecutar las medidas impuestas por el juzgado de menores ante problemas de drogadicción. A lo largo de 2013, ARAD ha intervenido con 24 menores, de los cuales un 92% eran varones (22) y un 2 % eran mujeres (2). Por último, debe indicarse que debido a las particularidades y características de algunas sentencias judiciales a ejecutar, por ejemplo, porque el juez considera positivo para el menor alejarlo de su entorno familiar y social, 6 menores se enviaron a entidades fuera de nuestra Comunidad Autónoma.

Lo más visto