También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
ESPAÑA | Pleno contra la corrupción

Pedro Sánchez a Rajoy: "Mi sede no está hecha con dinero negro ni he recibido sobres"

El líder del PSOE le ha dicho al Presidente del Gobierno que la corrupción "afecta a todos", pero "no a todos por igual", ya que él no se sienta "en un despacho de una sede construida con dinero negro", ni ha "recibido sobres de su partido con dinero de una caja B", ni su tesorero está preso "por cuentas en Suiza".

 Durante el debate de los proyectos de ley de control de la actividad económico-financiera de los partidos y de regulación del ejercicio del alto cargo, que ha presentado Rajoy para combatir la corrupción, Sánchez ha coincidido con el presidente en que la corrupción es su "enemigo común" y ha hecho hincapié en que "no basta con pedir perdón", sino que "hay que asumir responsabilidades"."Llegó la hora de reaccionar", ha aseverado el líder socialista, que se ha mostrado convencido que las "acusaciones genéricas de corrupción son injustas y por ello corruptas ellas mismas" y "sólo sirven para desmoralizar personas honestas". A ese respecto, ha señalado que los que "todavía no han probado el amargo sabor de la decepción" por contar con corruptos en sus filas es porque no se han enfrentado al gobierno y ha sostenido que "no hay partidos corruptos ni partidos inmunes a la corrupción", ya que "son las "personas las que se corrompen y las que corrompen". Rajoy no está "capacitado ni legitimado" para limpiar la democracia Pedro Sánchez, ha afirmado  que el presidente del Gobierno no está "capacitado, ni legitimado" para liderar la regeneración democrática en España por su actitud ante los casos de corrupción que afectan a su partido, como el de la trama Gürtel.  Sánchez ha dirigido este mensaje a Rajoy en el pleno monográfico que se celebra en el Congreso en el que el jefe del Ejecutivo ha expuesto las medidas del Gobierno contra la corrupción. "Tras leer el auto de ayer de que su partido se lucró, no está en condiciones de abordar la tarea de regeneración democrática que exige España en materia de limpieza y lucha contra la corrupción", le ha recriminado el líder del PSOE tras recordarle la conclusión del juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz sobre la trama Gürtel de financiación irregular del PP. "Siento decirle, porque es el presidente del Gobierno, que España necesita formas radicales en regeneración, en ejemplaridad, en democracia y en limpieza y usted, por su trayectoria, no está capacitado, ni legitimidad para liderarlas", ha sentenciado Sánchez para poner en duda la oferta de pacto lanzada por Rajoy. En opinión del secretario general del PSOE, el saneamiento democrático exige medidas, pero también comportamientos y "esa actitud no se ve" en Rajoy al seguir sin asumir responsabilidades por casos que afectan al PP y sigue "atrincherado entre las paredes de la sede de su partido financiado con dinero B". Sánchez ha afeado a Rajoy el "elocuente silencio" sobre la dimisión de la ministra de Sanidad Ana Mato, que "apunta directamente al PP", ya que, al igual que ella, aparece en el auto del juez Ruz como partícipe a título lucrativo en la trama Gürtel. Tras censurar que "se vuelva a ir por las ramas" y siga sin dar explicaciones claras, Sánchez ha hecho hincapié en que si Rajoy "no escucha la indignación de la gente, todos comprenderán que nada ha cambiado, que nada quiere cambiar". Ha subrayado que los ciudadanos no pueden apreciar el compromiso del Gobierno contra la corrupción si las normas que aprueban "no se ven acompañadas por los hechos coherentes" que proponen, "si no es implacable con aquellos que demuestren que han pasado la raya de la legalidad" y si se limita a pedir perdón y no actúa en consecuencia. Para demostrar que el jefe del Ejecutivo no predica con el ejemplo, Sánchez ha puesto como ejemplo la elección sin consenso de los presidentes de RTVE y del Consejo de la Transparencia, aprobados solo por la mayoría absoluta del PP. A pesar de apreciar coincidencias entre las medidas del Gobierno y del PSOE, Sánchez ha considerado "más duras, profundas y exigentes" las de su partido, lo que, a su entender, constata que la actitud de los socialistas es diferente a la del PP. "No es que discrepemos en la orientación de las medidas, pero sí en la falta de ambición. Proponemos cambios de funcionamiento en las instituciones que ustedes no han contemplando. En nuestras enmiendas, hay más democracia", ha evaluado Sánchez. En su intervención, el líder socialista ha recordado algunas de las propuestas sancionadoras y de prevención que su partido ha planteado en las últimas semanas en materia de regeneración. Entre ellas, ha destacado la necesidad de abordar una reforma "incisiva" del Código Penal para incrementar las penas por corrupción, ampliar los plazos de prescripción de los delitos y las sanciones de inhabilitación a los condenados. También que la Audiencia Nacional asuma toda la investigación y enjuiciamiento de los casos de corrupción, de que los condenados o sus familiares devuelvan el dinero robado y acabar con las amnistías fiscales "opacas". El PSOE propone además acabar con las llamadas "puertas giratorias", de tal modo que se amplíe de dos a cinco años el plazo de incompatibilidad de los altos cargos del Gobierno para trabajar con empresas privadas de sectores ligados con su actividad pública, y acabar con la "colonización" política de los órganos constitucionales y reguladores. En cuanto a los partidos, Sánchez ha defendido la obligación de celebrar primarias para elegir a los candidatos. El dirigente socialista ha convenido con Rajoy en que las acusaciones genéricas sobre corrupción son "injustas" y "desmoralizan a las personas honestas", pero ha precisado que esta lacra "no afecta a todos por igual". "Yo no me siento en un despacho de una sede construida con dinero negro, ni tengo un tesorero en la cárcel", le ha recordado a Rajoy en alusión al caso Bárcenas. Sánchez ha aprovechado el debate para decirle a Rajoy que con su falta de actitud en la lucha contra la corrupción, hace ver que "no entiende en absoluto lo que está pasando en España, donde la crisis política es más honda" de lo que se piensa y los ciudadanos están sumidos en la "incomprensión, la desesperanza y la indignación". "Si ha hecho algo el Gobierno durante estos años, ha sido fallar a los españoles", ha concluido.

Lo más visto