También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado

Pasos concretos y no frases sin gracia

Sobre la visita de Raúl Castro al Papa corren ríos de tinta con diversas interpretaciones. Algún que otro comentarista, interpelado por las enseñanzas del Papa, ha escrito que Francisco está anclado en la ya olvidada teología de la liberación, cuando fue uno de sus críticos más agudos, como provincial jesuita y como arzobispo. Lo que ocurre es que la permanente crítica del Papa hacia la idolatría del dinero en el actual sistema económico y en nuestros modelos de vida, molesta sobremanera a algunos. Basta con leer su exhortación apostólica “La alegría del Evangelio” para llegar al fondo del pensamiento del Papa en su defensa de la dignidad humana.Lo que afirma Francisco es que, en el origen de la actual crisis financiera, hay una profunda crisis antropológica, es decir, la negación de la primacía del ser humano, convertido en un mero objeto del consumo. Estas críticas están profundamente enraizadas en la Doctrina Social de la Iglesia, y se encontraban también en el magisterio de Juan Pablo II y Benedicto XVI.Por eso tiene un punto de sarcasmo que un dictador como Raúl Castro, que se define comunista, elogie el Papa e incluso afirme que de seguir el camino emprendido, él mismo volverá a la Iglesia, a la que durante decenios el régimen castrista ha mantenido bajo asedio. Castro sabe perfectamente que la Iglesia defiende la justicia social y la libertad a un tiempo. Esperemos que culmine una transición a las libertades en la Isla, aunque para eso harán falta pasos concretos, y no frases sin gracia.

Lo más visto