También en directo
Ahora en vídeo
  • megabanner_1:No existe configuración de publicidad para el slot solicitado
RELIGIÓN | Antes de su viaje a Filipinas

El Papa vuelve a reclamar que el mundo necesita "misericordia"

El Papa ha clamado de nuevo que el mundo tiene necesidad de "misericordia", durante el rezo del Angelus de este domingo, ante cientos de fieles reunidos en la Plaza de San Pedro.
Papa Francisco. Foto. Reuters.
Papa Francisco. Foto. Reuters.

"Tenemos tanta necesidad de misericordia (...) estamos viviendo el tiempo de la misericordia", ha dicho Francisco, quien ha explicado que los que sufren son "la imagen visible del Dios invisible".Además, ha pedido "valentía" para superar las "fáciles comodidades mundanas", al tiempo que ha arremetido contra los cristianos "sordos" a la voz del Espíritu Santo y "mudos" porque "no hablan y no evangelizan"."Lo podemos reconocer en el rostro de los pobres, los enfermos, los presos, los refugiados, que son la carne viva de Cristo", ha explicado en este sentido.Por otro lado, el Papa ha lamentado que el Espíritu Santo sea el "gran olvidado" de las oraciones del que, según ha dicho, se necesita "su ayuda su fortaleza e inspiración".Tras haber bautizado a 33 recién nacidos, hijos de trabajadores del Vaticano, en la Capilla Sixtina, consolidando la tradición que comenzó Juan Pablo II, el Papa ha dicho que era un día "importante" para "recordar con alegría el propio bautismo". Así como ya ha solicitado en otras ocasiones, ha reclamado ante los fieles que descubran la fecha exacta en la que fueron bautizados.Asimismo, el Pontífice ha pedido oraciones que lo acompañen en su séptimo viaje apostólico a Sri Lanka y Filipinas que da comienzo mañana. El Papa bautiza a 33 niños en la Capilla Sixtina El acto tuvo lugar en la Capilla Sixtina, decorada con los frescos de Miguel Ángel Buonarotti, y en la que en todo momento pudo escucharse el llanto o los gritos de algunos de los bautizados. Francisco señaló durante su homilía que este sacramento "nos integra en el cuerpo de la Iglesia" donde la fe es transmitida de generación en generación. "La fe de la Iglesia es la fe de María, nuestra madre, la de San José, San Pedro, San Andrés, San Juan, de los apóstoles y de los mártires que ha llegado hasta nosotros a través del bautismo. ¡Esto es muy bello! Es pasarse de mano a mano la luz de la fe", celebró. Francisco animó a las madres a amamantar a sus hijos porque "lo que hace la leche por el cuerpo lo hace la Palabra de Dios con el espíritu". "Vosotras madres, amamantad a vuestros hijos. También ahora, si tienen hambre o lloran, les podéis dar vuestra leche (...) Recemos por todas aquellas madres, muchas desgraciadamente, que no pueden alimentar a sus hijos. Recemos y tratemos de ayudar a estas madres", apuntó. El papa se dirigió a los padres, padrinos, madrinas o abuelos para recomendarles que, si quieren que los niños crezcan bien, deben leerles a menudo el Evangelio. "Ayudaréis a estos niños a crecer bien si les trasladáis la Palabra de Dios, el Evangelio. Llevad siempre con vosotros un pequeño Evangelio en el bolsillo para poder leerles la palabra de Dios", animó. Asimismo recordó que, para ser "verdaderos cristianos" es importante "crecer inmersos en el Espíritu Santo" al que hay que invocar "todos los días" y que, por el contrario, "no se le reza demasiado". "¿A quién rezamos? ¿Cuándo? ¿A Dios? Pero así Dios no existe. Dios es el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Por lo general rezamos a Jesús, luego con el 'Padre Nuestro' rezamos al Padre, pero al Espíritu Santo no lo rezamos tanto", abundó. Jorge Bergoglio pronunció su homilía sentado en un trono situado en la pared izquierda y no en el centro de la capilla. Sin embargo y como ya hiciera el año pasado, optó por oficiar la eucaristía en el altar central y de espaldas a los congregados, como se hacía en el rito antiguo y que fue modificado tras el Concilio Vaticano II (1962-1965).

Lo más visto